La Iglesia influye si es "minoría creativa", asegura el Papa

Print Friendly, PDF & Email

Explica en una conversación con periodistas

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

PRAGA, domingo, 27 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI está convencido de que la la Iglesia católica podrá incidir en el debate público en la medida en que sea una «minoría creativa».

Así lo explicó a los periodistas que le acompañaban en la mañana de este sábado en el vuelo papal, de Roma a Praga, con quienes respondió a cinco preguntas que antes habían sido recogidas por el padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede.

Una de las preguntas constataba que, la República Checa, nación que el Papa visita entre el 26 y el 28 de septiembre, es «un país sumamente secularizado en el que la Iglesia católica es una minoría».

«Yo diría que normalmente las minorías creativas determinan el futuro y, en este sentido, la Iglesia católica debe comprenderse como minoría creativa que tiene una herencia de valores que no son algo del pasado, sino una realidad muy viva y actual», aseguró el Santo Padre.

«La Iglesia debe estar presente en el debate público, en nuestra lucha por un auténtico concepto de libertad y de paz», afirmó.

El Santo Padre considera que la contribución de la Iglesia debe tener lugar a tres niveles: intelectual, educativo y caritativo.

Al afrontar el primer nivel, «el gran diálogo intelectual, ético y humano», subrayó en particular «el diálogo intelectual entre agnósticos y creyentes».

«Ambos tienen necesidad del otro –subrayó–: el agnóstico no puede contentarse con no saber si Dios existe o no, debe estar en búsqueda y experimentar la gran herencia de la fe».

Por otra parte, añadió, «el católico no puede contentarse con tener fe, debe estar en búsqueda de Dios, es más, en el diálogo con los demás vuelve a descubrir a Dios de manera más profunda».

Al afrontar la contribución católica en el sector educativo, el pontífice constató que «la Iglesia tiene mucho que hacer y dar, en lo que se refiere a la formación».

«Es un problema común a todo Occidente: la Iglesia tiene que actualizar, abrir al futuro su gran herencia», reconoció.

Al presentar el desafío católico que plantea el tercer sector, la caridad, el Papa recordó que «la Iglesia siempre la ha tenido como signo de su identidad: salir en ayuda a los pobres, ser instrumento de la caridad».

Como ejemplo de esta labor, el obispo de Roma presentó la Cáritas, que «hace muchísimo en las diferentes comunidades, en las situaciones de necesidad, y ofrece mucho también a la humanidad que sufre en los diferentes continentes, dando así un ejemplo de responsabilidad para los demás, de solidaridad internacional, que es también condición para la paz».

Por Jesús Colina

[Es posible leer la entrevista completa del Papa a los periodistas en el vuelo a Praga en la página web de ZENIT, www.zenit.org]

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }