La comunicación en la Iglesia, transmitir la vitalidad de la fe

Entrevista al decano de comunicación de la Universidad de la Santa Cruz

Share this Entry

Por H. Sergio Mora

ROMA, jueves 19 abril 2012 (ZENIT.org).- El VIII Seminario Profesional sobre los Gabinetes de Comunicación de la Iglesia se realizó del 16 al 18 de abril en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz. En el mismo, participaron más de 300 profesionales de 49 países que trabajan en el mundo de la información.

Entre los objetivos de esta octava edición del congreso bianual, organizado por esta universidad del Opus Dei, está el de poder transmitir la vitalidad de la fe superando la visión solamente institucional de la realidad eclesiástica o la producción de noticias o comunicados de prensa.

Para conocer mejor los particulares del este congreso que se realizó en las inmediaciones de Piazza Navona, ZENIT entrevistó al profesor y sacerdote José María La Porte, decano de la facultad de comunicación.

¿Cuál es el objetivo de un congreso que reúne a tantos profesionales de la comunicación?

–J. M. La Porte: La idea es poner juntos a trabajar a la gente que se dedica a la comunicación de la Iglesia. Un intercambio de experiencias para reflexionar sobre lo que se está haciendo, porque los desafíos del mundo global y de internet imponen una reflexión sobre cómo comunicar.

¿Cuál fue el leitmotiv del evento?

–J. M. La Porte: En concreto tuvimos tres líneas dentro del congreso.

Una con profesores universitarios que reflexionaron sobre lo que significa encarnar una historia y comunicar la fe a través de historias. Porque el evangelio en el fondo es la historia de Jesús y se puede comunicar mensajes muy profundos, como la vida eterna.

Son profesores, de nuestra universidad, de la Católica de Milán y entre los conferencistas figuraron del Pontificio Consejo de Textos legislativos o de la Penitenciería Apostólica. Fue la parte más reflexiva, intelectual y más profunda.

La otra línea fue sobre las best practices o case studies, casos interesantes que han tenido éxito en diversos lugares del mundo. Entre ellos el programa Catholic Voices, en el Reino Unido, que lo han hecho también en México y en otras partes. Además de algunas publicitarias interesantes, para aprender técnicas empresariales como la campaña del 8 por mil de la Iglesia en Italia y otros casos prácticos.

En tercer lugar sobre la gente que comunica institucionalmente la Iglesia y periodistas que informan sobre ella.

¿Y por qué es importante reunirlos a todos ellos?

–J. M. La Porte: Era importante ponerlos juntos para escucharse y “ver qué puedo aprender, qué necesito, cómo tengo que adaptar mi comunicación a mis necesidades”.

¿Hoy la comunicación está cambiando mucho, verdad?

–J. M. La Porte: Sí, con internet y otros condicionantes que por ejemplo necesitan otro tipo de información. Pensemos en Twitter, en donde cabe una frase del Evangelio. Puede ser muy simple y profundo a la vez.

¿Qué necesitan los periodistas?

–J. M. La Porte: Los periodistas deben entender que el mensaje que tienen que comunicar es profundo. Si tienes que cocinar un plato exquisito no vale cualquier ingrediente, entonces requiere un poco más de trabajo. Si la información financiera requiere un grado de especialización, la religiosa requiere al menos esa misma especialización. Y requiere unas bases que no todo periodista tiene.

Este año se reflexionó sobre historias de fe y testimonios creíbles. ¿En los años anteriores cuáles fueron las claves?

–J. M. La Porte: Uno fue sobre los santuarios de la fe y cómo pueden comunicarla; otro sobre la profesionalidad; hubo uno sobre identidad y diálogo, o sea mantener la propia identidad y dialogar partiendo de lo que somos para hablar sin miedo; también sobre la dirección de la comunicación y otro sobre los temas controvertidos.

¿En esta edición se abordó el problema psicológico de las nuevas generaciones?

–J. M. La Porte: En esta hemos abordado todo el tema del consumo que hacen los jóvenes y que cada año va cambiando. Y lo que implica eso para la comunicación institucional y cómo hacer llegar a esos nuevos usuarios de los medios el mensaje de la fe. Hemos afrontado en algunos casos la comunicación institucional en Twitter o Facebook y como los laicos corrientes pueden a su vez dar su contribución.

¿Cómo se evalúan los resultados de un congreso, en particular al llegar a una octava edición?

–J. M. La Porte: El público cambia porque el comunicador es muy cambiante, pero la impresión es que cada año es más difícil encontrar los ponentes idóneos. No es posible repetir porque hay un avance. Uno encuentra en diócesis que hacen cosas extraordinarias y estos son input que reciben y que tienen que compartir entre ellos.

¿Cuál es el índice de que un congreso da frutos?

–J. M. La Porte: Cuando un participante se convierte en ponente, que ya nos ha comenzado a pasar, pues ha hecho cosas que se han convertido en un casos de estudio. Cuando las personas y viejos alumnos de la facultad que trabajan en el campo de la comunicación ven que es una oportunidad para ellos. Contrariamente no vendrían.

Y la profundidad con la que se tratan algunos temas. Cada vez veo a los comunicadores institucionales menos preocupados por los procesos o cómo hago un comunicado y más por los contenidos del mismo.

¿Cómo nació esta iniciativa?

–J. M. La Porte: Nació en parte con algunos antiguos alumnos que pedían más, que ya estaban trabajando desde hacía tres o cinco años y necesitaban algo más actualizado, profundo, que estuvieran en continuidad con lo que ellos habían aprendido. Iniciamos así y luego se amplió a muchas otras personas que trabajan en este ámbito.

Entre los relatores del congreso estuvieron el presidente del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, monseñor Claudio Maria Celli; el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi y el cardenal Raymond Burke, prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica. Además de diversos periodistas y comunicadores en el ámbito televisivo: (APTN, TG5, TvAzteca, RomeReports, Lucem Communications) y en otros ámbitos de la comunicación. (Ver el programa: http://bib26.pusc.it/csi/ucc2012/program_it.htm).

Los participantes asistieron además a la audiencia general en la plaza de San Pedro con Benedicto XVI.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")