Colombia: a pesar de todo la Iglesia pide negociar la paz con las FARC

El presidente de la CEC se reúne con los negociadores del Gobierno. La guerrilla podrí­a liberar al general Alzate, lo que darí­a por terminada la crisis que atraviesan los diálogos de La Habana

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

El arzobispo de Tunja y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, ha señalado este martes que pese a las recientes declaraciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sobre el proceso de paz, reconoce su voluntad en las negociaciones que se adelantan en La Habana.

Según ha informado la página web de la CEC, Mons. Castro Quiroga ha indicado que «ellos dicen muchas cosas que a veces a nosotros nos disgustan, pero lo importante es que cuando se refieren al proceso de paz y a la agenda que se lleva en La Habana, manifiestan seriedad y cumplimiento».

Las declaraciones del prelado se han producido tras una reunión con el presidente Juan Manuel Santos Calderón, donde el arzobispo de Tunja reiteró al primer mandatario colombiano el apoyo de la Iglesia católica para seguir adelante con el proceso de paz.

El presidente de la CEC acudió a la Casa de Nariño en compañía del padre Darío Echeverry, secretario de la Comisión de Conciliación Nacional, que ha estado presente en la selección de las comisiones de víctimas que han viajado a Cuba.

En la reunión, también estuvieron presentes el jefe negociador del equipo de Gobierno, Humberto de la Calle, los ministros consejeros de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez y el general retirado Oscar Naranjo.

Por otra parte, ya están en marcha las operaciones para liberar al general Rubén Darío Alzate y cuatro secuestrados más en poder de las FARC, lo que daría por terminada la crisis que atraviesan los diálogos de paz entre el Gobierno colombiano y esa guerrilla. 

En este sentido, Mons. Castro Quiroga ha hecho también un llamamiento para que no haya interferencias en la liberación de los militares, y ha pedido a los diferentes actores que intervienen en este proceso que liberen a los secuestrados lo más pronto posible.

«El llamado a las FARC es que efectivamente cumplan con esto que han dicho, que no vaya a haber obstáculos. No siempre los inconvenientes son de parte de la guerrilla, pueden ser también de parte del Ejército o por otras causas. Esperamos que todo salga bien», ha apuntado el prelado.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación