Francisco presidirá este viernes un acto penitencial en San Pedro

Print Friendly, PDF & Email

La Penitenciaría Apostólica organiza el Curso del Foro Interno para sacerdotes confesores y seminaristas sobre indulgencias

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

El santo padre Francisco ha insistido en multitud de ocasiones a lo largo de estos dos años de pontificado en la importancia del sacramento de la confesión. Y bajo este espíritu se reúnen en Roma en el XXVI Curso del Foro Interno para sacerdotes confesores y seminaristas próximos a la ordenación sacerdotal.

Además, este viernes 13 de marzo, también por iniciativa de la Penitenciaría Apostólica –como ya se hizo el año pasado– el Santo Padre presidirá una celebración penitencial en la Basílica de San Pedro. En aquella ocasión, el papa Francisco dejó una de esas imágenes que en breves instantes recorrió el mundo. Antes de ir al confesionario que estaba preparado en la Basílica para que él confesara, se acercó a otro confesionario, se arrodilló y se confesó.

En la celebración de este viernes, el Pontífice estará confesando nuevamente en San Pedro, junto con el cardenal penitenciario mayor, Mauro Piacenza, así como todos los oficiales y penitenciarios menores ordinarios y extraordinarios de las cuatro basílicas. En total, serán más de 50 confesores.

Al finalizar la liturgia penitencial iniciará, como el año pasado, la iniciativa del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización denominada “24 horas para el Señor”. Se realiza en algunas iglesias de la diócesis de Roma, así como en otras diócesis de todo el mundo.

Los sacerdotes deben dedicar más tiempo a las confesiones, un sacramento ‘en crisis’ que cada vez frecuentan menos los católicos, también los practicamentes. Esta es la idea que se transmitirá durante el curso organizado por la Penitenciaría. Monseñor Krzysztof Nykiel, regente de la Penitenciaría, reconoce en una entrevista a Radio Vaticana que “pasar cada vez más tiempo en el confesionario” es considerado “sin duda una de las prioridades pastorales” porque “la valoración del ministerio penitencial, sobre todo de la confesión, depende en gran medida también de los sacerdotes y de su conciencia de ser depositarios de un ministerio precioso e insustituible”.

Por su parte, el penitenciario mayor, el cardenal Piacenza, explicó en su Lectio Magistralis de apertura del Curso algunos matices sobre el tema afrontado este año, “las indulgencias”. Representa, indicó, “una preciosa síntesis entre teología y espiritualidad, entre praxis penitencial y cuidado pastoral, entre doctrina sobre la Misericordia y devoción popular”. Por la unión estructural que tienen, con las obras precisas a cumplir, “las indulgencias piden, como del resto el Sacramento de la Reconciliación, una implicación particular de la libertad personal, siempre indispensable en la formulación y reformulación del acto de fe”.

El purpurado, estructuró su discurso sobre las indulgencias en tres aspectos: “tesoro de la Misericordia de Dios para la Iglesia”, “mirada sobrenatural de la Iglesia y sobre la Iglesia”, y “algunos aspectos pastorales de las indulgencias”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }