Israel acude a las urnas

Según las encuestas, la coalición Campo Sionista obtendría la victoria. El Likud de Netanyahu promete que no aceptará un Estado palestino

Share this Entry

Unos 5,9 millones de israelíes están convocados este martes a las urnas en unas elecciones anticipadas de las que saldrá la vigésima legislatura del Parlamento y el trigésimo cuarto gobierno de Israel.

Los colegios electorales han abierto a las 7:00, hora local, y cerrarán a las 22:00 horas. Se espera que el recuento de votos concluya esta misma noche.

La jornada electoral se está celebrando bajo estrictas medidas de seguridad, aunque a diferencia de otras ocasiones el Ejército no ha cerrado el territorio palestino de Cisjordania, según fuentes militares.

En el cierre de campaña, el primer ministro israelí y candidato del Likud, Benjamin Netanyahu, ha prometido que si gobierna no habrá Estado palestino: “Creo que cualquiera que dé pasos para establecer un estado palestino y evacuar territorios (en alusión a los asentamientos judíos en Cisjordania) abona el terreno a los ataques de los islamistas radicales contra Israel”.

Por su parte, el candidato de la coalición de centro-izquierda Campo Sionista, Isaac Herzog, ha dicho que como primer ministro estudiaría caminos para avanzar en las negociaciones de paz con los palestinos. La ex ministra de Justicia y dirigente del partido centrista Hatnuá, Tzipi Livni, coaligado con Herzog, ha sido de hecho la última negociadora en el proceso que concluyó el pasado mes de abril.

A juzgar por los últimos sondeos, a la próxima legislatura accederán entre 10 y 11 formaciones políticas, la mayor de ellas, la coalición Campo Sionista, con entre 24 y 26 escaños. El derechista Likud, de Netanyahu, quedaría en segunda posición con entre 20 y 22 diputados, y los demás partidos se repartiría el resto de escaños de la Asamblea legislativa. Se necesitan 61 para lograr la mayoría absoluta sobre los 120 parlamentarios de la Knesset.

Pese a la pronosticada victoria del Campo Sionista del candidato Herzog y la exministra Livni, si se confirman los resultados de las encuestas será Netanyahu quien tenga más posibilidades de encabezar el próximo Ejecutivo israelí, según diferentes analistas.

En ese sentido, el actual primer ministro podría formar un Gobierno con los judíos ortodoxos y partidos de centro que ya han asegurado su apoyo. La aritmética es mucho más difícil para la formación de centro-izquierda encabezada por Herzog.

Cabe destacar también que alrededor del 21 por ciento de la población israelí es árabe, palestinos que se quedaron a ese lado de la frontera en la guerra de 1948. Su movilización es escasa en las elecciones, porque no suelen verse representados. Pero esta vez las cuatro fuerzas que sí los representan han decidido presentarse conjuntamente con Ayman Odeh como líder y la participación se espera elevada. Las encuestas les dan entre 12 y 13 escaños, lo que los convertiría en la tercera fuerza y llave de Gobierno.

Otro dato a tener en cuenta es que la amalgama electoral, que supera la treintena de partidos que recorren todo el espectro parlamentario, parece no convencer a algunos votantes. El índice de indecisos ronda el 20 por ciento.

Además, el 55,2 por ciento de los israelíes ha reconocido que el principal asunto que va a tener en cuenta al ir a las urnas es el socioeconómico mientras el 28,4 por ciento ha situado la cuestión en el terreno de la seguridad, las relaciones exteriores o el conflicto con los palestinos.

Nada más depositar su voto, el primer ministro israelí ha anunciado que si los resultados de los comicios son los que él espera, llamará de inmediato al líder del partido ultranacionalista Hogar Judío, Naftalí Benett, para ofrecerle formar un gobierno de unidad.

A su vez, el líder del Partido Laborista ha subrayado tras votar que en las elecciones la ciudadanía opta “entre la esperanza y la desesperación”.

En la misma línea, la exministra israelí de Justicia ha dicho que los comicios son “una lucha entre el sionismo y el extremismo”.

Share this Entry

Iván de Vargas

Profesional de la comunicación con más de 15 años de experiencia en la información religiosa. A lo largo de su dilatada trayectoria, ha desempeñado diferentes responsabilidades: delegado diocesano de Medios de Comunicación Social de Córdoba y director de la Revista Primer Día; director de comunicación de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM); redactor jefe del Semanario Alba, y responsable de comunicación de María Visión España, donde ha dirigido y presentado diferentes programas de TV. Asimismo, ha sido colaborador de diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales (Cadena Cope, Popular TV, Intereconomía TV, Radio Intereconomía, La Nación, Trámite Parlamentario y Municipal, Radio Inter, Radio María, Semanario Alfa y Omega, Avvenire, etc.). En este tiempo, ha estado especialmente vinculado a la cobertura informativa de las actividades del Papa y la Santa Sede. Actualmente es redactor de la agencia ZENIT. También es miembro fundador de Crónica Blanca y socio de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E).

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")