Association for mentally disabled 'Niños con Amor' from Seville

RLG -ZENIT

Un grupo de discapacitados de Sevilla viaja en tren hasta Roma para ver al Papa

La asociación ‘Niños con Amor’ ha saludado al Santo Padre en la audiencia general. La monitora asegura que ‘después de todo lo que hemos pasado ver la cara de los jóvenes en ese momento ha sido lo más satisfactorio del viaje’

Share this Entry

El santo padre Francisco se detiene siempre en la audiencia general a saludar a los grupos de enfermos y discapacitados que llegan hasta la plaza de San Pedro con la ilusión de dar la mano y recibir la bendición del Pontífice.

Este miércoles, también lo ha hecho con un grupo de 12 personas –9 discapacitados y 3 monitores– pertenecientes a la asociación sevillana ‘Niños con Amor’. Así ha culminado un viaje muy especial para ellos, superando no solo barreras físicas, ya que desde el 19 de octubre han recorrido en tren más de 2.500 kilómetros, visitando ciudades como Barcelona, Marsella, Génova, Milán y finalmente Roma.

Con la emoción propia que provoca ver de cerca y saludar al Santo Padre, el grupo de ‘Niños con Amor’ nos cuentan cómo han vivido este inolvidable momento. Nuria, una de las monitoras, explica que esta asociación se dedica a hacer la vida de estas personas un poquito más fácil, ayudándoles a que desarrollen su autonomía personal para que aprendan cosas nuevas. Y este viaje es una muestra de ello. El año pasado, explica Nuria, después de realizar el camino de Santiago con seis chavales de la asociación y se preguntaron, ¿por qué no vamos en peregrinación a ver al Papa? Después de un año preparando el proyecto, hoy han podido ver realizado un sueño.

“Ver al Papa ha sido fabuloso. No nos imaginábamos tenerlo tan cerca, era nuestro objetivo pero no nos imaginábamos que lo conseguiríamos. Hemos recibido su bendición y le hemos dado los regalos que traíamos desde Sevilla que habían hecho los chavales en la asociación”, cuenta Nuria.

Entre los regalos que le han entregado está un marcapáginas y una postal de Navidad hecha con sus manos, un cuadro y una caja de madera con el escudo del Vaticano. “El Papa se ha acercado a nosotros, los ha saludado, como siempre es él muy cercano a las personas con discapacidad, y ha recibido los regalos. Para nosotros ha sido una ilusión muy grande”, continúa la monitora explicando.

Asimismo, cuenta que “después de todo lo que hemos pasado” ver la cara de los chavales en ese momento “ha sido lo más satisfactorio del viaje”.

Por otro lado, explica que durante el viaje se han encontrado muchas barreras, sobre todo humanas. “El día a día que vivimos nos obliga a correr, y no nos paramos a pensar que hay personas que necesitan ayuda. Ellos no están acostumbrados y solo necesitan un poco más de tiempo, son capaces de hacerlo pero solo que un poco más tarde”, indica Nuria.

Finalmente, la monitora de este grupo asegura que de ellos aprende que “todo lo que puedas soñar lo puedes lograr”. Y asegura que “para nosotros esto ha sido un sueño conseguido”.

El proyecto, denominado ‘Abriendo fronteras, ¿y por qué no?’, tiene por objeto abrir y romper fronteras, físicas y mentales, poniendo de relieve que “todos somos capaces de alcanzar cualquier meta que nos propongamos si lo hacemos con esfuerzo y tesón”. El viaje ha sido posible también gracias a catorce hermandades de Sevilla, que han sufragado más de la mitad del coste del proyecto.

‘Niños con Amor’ es una asociación que comenzó en Sevilla en noviembre de 1995 para dar una respuesta laboral, personal y social a Personas con Discapacidad Intelectual (PDI) en edad adulta. 

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación