The AgustaWestland AW139 which carried the emeritus pope

WIKIMEDIA COMMONS

El papa Francisco parte a las ciudades italianas de Florencia y de Prato

Una viaje de once horas en Italia central, a la capital de Toscana y ciudad del arte, y a la metrópoli industrial en donde se encuentra una numerosa comunidad china

Share this Entry

El santo padre Francisco ha iniciado este martes un viaje de once horas a las ciudades italianas de Prato y Florencia, situadas en el centro de Italia en Toscana. La ocasión es el V Congreso Eclesial Nacional  organizada por la Conferencia Episcopal Italiana, una cita de la Iglesia italiana, que se abre con el lema: »En Jesucristo el nuevo humanismo».

De acuerdo al programa el Santo Padre ha partido en helicóptero desde la Ciudad del Vaticano a las 7 de la mañana.

Prato es una localidad a 15 kilómetros de la ciudad de Florencia, con una importante presencia extranjera –están registradas 123 nacionalidades distintas– pero es especialmente significativa la presencia china, lo que seguramente no habrá pasado desapercibido a un Papa que su pontificado ya ha viajado a tres países de oriente: Corea, Sry Lanka y Filipinas.

Trabajo e integración caracterizaron siempre a la la ciudad de Prato, donde llegaron inmigrantes del sur de Italia y ahora desde China, y que esta mañana desde temprano vio tantísima gente ya esperándole por la calle. 

Papa partió del Vaticano en helicóptero y el cual aterrizará en el campo deportivo de Prato donde encontrará al “mundo del trabajo” en la plaza de la Catedral. Allí pronunciará un primer discurso.

De allí se dirigirá directamente a Florencia, irá a la Catedral para reunirse con los participantes del V Congreso eclesial de la Iglesia italiana y pronunciará su segundo discurso. A continuación legará a la Basílica Santísima Anunciación para un encuentro con los enfermos; después comerá con un grupo de pobres en el comedor de Francisco Pobrecito. Finalmente celebrará la misa en el estadio “Luigi Franchi”.

 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación