El Papa en el momento en el que saluda a los peregrinos jóvenes durante la audiencia

El Papa en el momento en el que saluda a los peregrinos jóvenes durante la audiencia (Copyright Osservatore Romano)

El Papa en la audiencia jubilar: el amor lleva a compartir los dones recibidos

El papa Francisco señala que Dios sugiere compartir, incluso a muchos que no son cristianos

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco llegó esta mañana –aún de invierno pero soleada– a la tercera audiencia mensual que se realiza con motivo del Jubileo de la Misericordia. Tras saludar desde el jeep abierto a los miles de peregrinos allí presentes, en particular a los ancianos, enfermos y niños.
Tras la lectura del evangelio de san Juan, que narra cuando el Señor, lava los pies a sus discípulos, el Papa recuerda que Jesús «les manda que hagan esto mismo entre ellos».
Así «Jesús enseña a sus discípulos que el servicio es el camino que deben recorrer si quieren vivir su fe en él y dar testimonio del amor». Porque el lavatorio de los pies «nos muestra el modo de actuar de Dios para con el hombre, no con palabras, sino con obras y en verdad. El amor se concreta en el servicio humilde, hecho en el silencio y en lo escondido».
El Pontífice añadió que el amor «se manifiesta también cuando ponemos a disposición de la comunidad los dones recibidos del Espíritu Santo, y cuando compartimos los bienes materiales para que nadie carezca de lo necesario».
«El compartir y la donación a los que lo necesitan –aseveró el Santo Padre– es un estilo de vida, un camino de auténtica humanidad, que Dios sugiere incluso a muchos que no son cristianos».
Y por último animó a no olvidarse que «la invitación a lavarnos recíprocamente los pies» significa «vivir en nuestra vida el mandamiento nuevo del amor, confesando mutuamente nuestras faltas, perdonándonos de corazón y rezando los unos por los otros».
Después de la catequesis, en los saludos a los diversos grupos de peregrinos saludó a los provenientes de España, Latinoamérica y Guinea Ecuatorial. «Que en la fiesta ya cercana de la Pascua» debemos aprender que «ser misericordiosos como el Padre significa seguir a Jesús por el camino del servicio».
La audiencia concluyó con el canto del Padre Nuestro y con la bendición apostólica.
(Leer el texto completo)

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación