Mons. Bernard Fellay - Fraternidad Sacerdotal Pío X

El Papa se reúne con el líder de los lefebvrianos

El encuentro con el superior general de la Fraternidad San Pío X tuvo lugar el pasado sábado en el Vaticano

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco recibió en el Vaticano este sábado, 2 de abril, a monseñor Bernard Fellay, superior general de la Fraternidad San Pío X.  La noticia, adelantada por el periódico italiano Il Foglio, ha sido después confirmada por la oficina de prensa de la Santa Sede, aunque sin detalles sobre el contenido de la reunión.
La Fraternidad sacerdotal San Pío X, fue fundad por monseñor Marcel Lefebvre en 1970, en desacuerdo con las conclusiones del Concilio Vaticano II. La excomunión latae sententiae se produjo, a pesar de los intentos para una reconciliación realizados por el entonces cardenal Joseph Ratzinger, cuando en 1988, Lefebvre consagró a cuatro obispos, entre ellos el actual superior Bernard Fellay. En el año 2009, Benedicto XVI revocó la excomunión.
Un gesto significativo durante el pontificado de Francisco ha sido que durante el Jubileo se ha concedido que los sacerdotes de la Fraternidad de San Pío X puedan dar el perdón de los pecados en el sacramento de la reconciliación. En una carta publicada por el Santo Padre el pasado 1 de septiembre recordaba que “este Año Jubilar de la Misericordia no excluye a nadie”. Confío –precisó el Pontífice–que en el futuro próximo se puedan encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y los superiores de la Fraternidad.
Significativo también fue el encuentro que tuvo lugar en septiembre de 2014 cuando el prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, el cardenal Gerhard Ludwig Muller y el obispo Fellay se reunieron en el Vaticano. Aquel encuentro, que duró unas dos horas, se desarrolló  “en una clima de cordialidad”, según precisó en su momento el padre Federico Lombardi, director de la oficina de prensa del Vaticano.
Además, en el encuentro estuvieron presentes también monseñor Luis Ladaria SI, secretario de la Congregación, monseñor Augustine Di Noia OP, secretario adjunto y monseñor Guido Pozzo, secretario de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei, además de los asistentes de la Fraternidad, Nikolas Pfluger y Alain-Marc Nély. La comisión Ecclesia Dei fue creada en 1988 por Juan Pablo II precisamente con el fin de favorecer el regreso a la Iglesia católica de todos los individuos unidos a la comunidad “lefebvriana”.
El portavoz del Vaticano explicó que en el encuentro que tuvo lugar con la Congregación para la Doctrina de la Fe se examinaron “algunos problemas de orden doctrinal y canónico” y se acordó “proceder gradualmente y dentro de un tiempo razonable para superar las dificultades y alcanzar la deseada reconciliación plena”. “Después de un largo periodo donde no había habido más encuentros –indicó el padre Lombardi– el de hoy ha sido un retomar el contacto de forma serena, que muestra la buena intención de continuar en una perspectiva positiva”.
El 21 de enero de 2009, la Santa Sede con un decreto pontificio, levantaba la excomunión a los cuatro obispos consagrados válidamente pero no legítimamente por monseñor Lefebvre. Porque “una ordenación episcopal sin el mandato pontificio significa el peligro de un cisma, porque cuestiona la unidad del colegio episcopal con el Papa. Por esto, la Iglesia debe reaccionar con la sanción más dura, la excomunión, con el fin de llamar a las personas sancionadas de este modo al arrepentimiento y a la vuelta a la unidad” escribió Benedicto XVI, en 12 de marzo de 2009 en la carta a los obispos de la Iglesia católica.
En la misma carta, Benedicto XVI precisó que “hasta que las cuestiones relativas a la doctrina no se aclaren, la Fraternidad no tiene ningún estado canónico en la Iglesia, y sus ministros, no obstante hayan sido liberados de la sanción eclesiástica, no ejercen legítimamente ministerio alguno en la Iglesia”.
En julio de 2011, el predecesor del actual prefecto, el cardenal Levada, en uno de sus últimos actos había entregado al superior de la Fraternidad un texto con un Preámbulo Doctrinal preparado por la Congregación y aprobado por el Benedicto XVI. El texto, necesario para proceder con un marco que habría llevado a la Fraternidad a la regularización de su posición en el seno de la Iglesia católica, no fue firmado por monseñor Fellay. En septiembre de 2011, en un comunicado firmado por el secretario general de la Fraternidad, Christian Thouvenot, explicaba que el documento no fue firmado por “claramente inaceptable”.
 

Share this Entry

Rocío Lancho García

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación