Francisco en Armenia, en la ciudad de Gyumri en papamóvil junto al catholicós Karekim II

Francisco en Armenia, en la ciudad de Gyumri en papamóvil junto al catholicós Karekim II

Francisco saluda a los fieles armenios desde el papamóvil tras la misa al abierto

El Pontífice agradece a todos los que participaron o asistieron a la misa, iniciando por el catholicós Karekin II. A continuación se dirige al convento de Nuestra Señora de Armenia

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- El único traslado en papamóvil en Armenia, en este XIV° viaje apostólico, lo realizó hoy el papa Francisco desde la plaza Vartanants de la ciudad de Gyumri, en donde se celebró la misa al abierto, y las personas pudieron saludarlo a su paso. De allí partió hacia el convento de Nuestra Señora de Armenia, un recorrido de unos cinco kilómetros.
Armenia, papamóvil Al concluir la misa el Papa le expresó su “vivo agradecimiento” al catholicós Karekin II y al arzobispo Minassian, al patriarca Ghabroyan, a los obispos, sacerdotes, autoridades que lo recibieron y a todos los que participaron, incluso de diferentes regiones y de la vecina Georgia.
Del mismo modo, saludó  “a los que con tanta generosidad y amor concreto ayudan a los necesitados”.
Por eso quiso precisar que  piensa «especialmente en el hospital de Ashotsk, inaugurado hace veinticinco años, y conocido como el «Hospital del Papa»: nacido del corazón de san Juan Pablo II, sigue siendo una presencia muy importante y cercana a los que sufren”.
Francisco recordó también “las obras que realizan en la comunidad católica local las Hermanas Armenias de la Inmaculada Concepción y las Misioneras de la Caridad de la beata Madre Teresa de Calcuta”.
Y concluyó deseando que “la Virgen María, nuestra Madre, nos acompañe siempre y guíe los pasos de todos en el camino de la fraternidad y de la paz”.
Una vez terminado el recorrido realizado en el papamóvil, el Santo Padre llega al convento de Nuestra Señora de Armenia. Allí la superiora le recibe en la puerta del orfanato, en donde son hospedados unos 60 huérfanos. En el complejo del convento se encuentra también el colegio profesional Diramayr, cuyos estudiantes reciben a la delegación pontificia. En el convento, el Santo Padre tiene una comida en privado.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación