Monseñor Vincenzo Huang Shoucheng - Asianews ©

China: Miles de fieles dan su último adiós a monseñor Huang Shouchen

Pasó 35 en la cárcel con trabajos forzados o bajo arresto domiciliario, dando un testimonio heroico de fe, de fidelidad incondicionada al Sucesor de Pedro y de comunión profunda con la Iglesia universa

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- Monseñor Vincenzo Huang Shoucheng, obispo diocesano de Xiapu (Funing), en la provincia de Fujian (China Continental), falleció el pasado 30 de julio, a los 93 años. El pasado 15 de mayo fue ingresado en el hospital debido a que sus condiciones de salud habían empeorado: pero tras una ligera recuperación expresó su deseo de morir en su casa, y así pudo ser. El funeral tuvo lugar el 2 de agosto en la catedral, con la participación de miles de fieles que le han rendido homenaje y dado su último adiós.
El prelado nació el 23 de julio de 1923 en Kangcuo cerca de Fu’an (Fujian) en una familia de tradición católica. Asistió al seminario menor de Luojiang y realizó los estudios filosófico-teológicos en el seminario mayor de Fuzhou. El 26 de junio de 1949 recibió la ordenación presbiteral por el Administrador Apostólico de Funing, monseñor Tomas Niu Huiqing.
Después de la ordenación dio clases en el seminario menor de Funing y fue párroco en Xiapu y en otras parroquias. Con celo apostólico anunciaba el Evangelio de Cristo. De sus más de 60 años de sacerdocio, monseñor Huang “pasó 35 en la cárcel con trabajos forzados o bajo arresto domiciliario, dando un testimonio heroico de fe, de fidelidad incondicionada al Sucesor de Pedro y de comunión profunda con la Iglesia universal”, indica el comunicado publicado por la oficina de prensa de la Santa Sede.
El 9 de enero de 1985 recibió la ordenación episcopal de manos de monseñor Paolo Liu Shuhe, obispo de Yixian, para el cargo de Coadjutor de monseñor Xie Shiguang, obispo de Xiapu: después de muerte de monseñor Xie, el 20 de agosto de 2005, le sucedió convirtiéndose en Ordinario de Xiapu (Funing). El 27 de diciembre de 2008 ordenó, como su propio Coadjutor a monseñor Vincenzo Guo Xijin, garantizando de ese modo la sucesión en la diócesis.
El difunto prelado, –explica el comunicado del Vaticano– a pesar de no estar reconocido por las autoridades civiles, llevó a cabo con celo el ministerio de la predicación, se reunía con los sacerdotes y religiosos, promovía la pastoral de las vocaciones y siguió atentamente la formación de sacerdotes, religiosos y fieles laicos.
Bajo su dirección, la diócesis de Xiapu (también conocida como diócesis de Funing/Mindong) ha crecido considerablemente. “Es recordado por aquellos que lo conocieron como un gran pastor, valiente, paciente, humilde, lleno de fe y dedicado a la evangelización. La diócesis cuenta actualmente con unos 90.000 católicos, con más de 60 sacerdotes, 200 religiosas y 300 vírgenes consagradas, dedicadas a la evangelización”, indica el comunicado. 
 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación