Cardenal Cipriani - Arzobispado de Lima

El cardenal Cipriani pide perdón por sus declaraciones sobre el maltrato a las mujeres

El purpurado asegura que jamás se le ocurrirá «ofender o maltratar a la mujer» y que sus palabras fueron malinterpretadas

Share this Entry

(ZENIT – Roma).- El cardenal Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima, ha pedido perdón a quien “pude haber maltratado” y a “puede haberse sentido ofendido con unas opiniones o declaraciones que son desafortunadas, como dije, equivocadas como vuelvo a repetir”.
De esta forma, el purpurado ha querido manifestar sus disculpas y lo hizo desde la casa Hogar Gladys, una de las obras que apoya el arzobispado desde 1999 y que acoge a mujeres embarazadas que han sido violadas o abandonadas por sus parejas o familiares y que no cuentan con los medios económicos.
Asimismo indicó que “pero siempre y de manera clara es evidente que no ha habido la menor intención porque toda mi vida me he dedicado a ayudar y a apoyar a las mujeres desde su momento más difícil”. Jamás –aseguró– se me ocurrirá ofender o maltratar a la mujer.
Por eso, con toda la veracidad y fuerza que puedo imprimirles, les pido perdón a ellas que están aquí, si se han sentido ofendidas, con esa nobleza de una familia, de una mamá, de una chica en dificultades, siempre la Iglesia tendrá enorme comprensión y un lugar para ellas”.
En una publicación realizada en el página web del arzobispado, explican que “con la presencia de algunas chicas que viven en el hogar con sus hijos, el arzobispo de Lima reiteró su ayuda y cariño”. Igualmente quiso manifestar su rechazo a “la campaña mediática que algunos medios de comunicación iniciaron y a la vez perdonó todas las calumnias e insultos de los últimos días”.
Por otro lado, el cardenal afirmó que desde niño aprendió “en mi hogar» a querer y tratar de modo especial a «todas las mujeres y especialmente a las que pasan por una dificultad”.
Seguiremos adelante –aseguró el purpurado– trabajando por el bienestar de tantas mujeres, de tantas niñas y tantas dificultades, que hoy son desamparadas y hoy requieren de nuestra ayuda. «Por eso lo digo, aquí, en el Hogar Gladys porque es aquí donde la Iglesia trabaja y donde acoge con cariño a todas ustedes», precisó.
Esta visita se ha dado en en el marco de la renovación del convenio entre el Hogar Glagys y el Colegio Nuestra Señora de Monserrat del Arzobispado de Lima que “brinda educación gratuita a todas las jóvenes madres que no han podido terminar sus estudios”.
En el programa Diálogo de Fe del día 30 de agosto, el arzobispo de Lima reflexionó sobre la violencia contra la mujer. Por eso denunció que hay medios que general “violencia también contra la mujer” cuando “difunden ese abuso del cuerpo como atracción física”, exponiendo incluso a menores de edad. El cardenal indicó: “Creo yo que esos medios de comunicación que constantemente difunden violencia, violencia también contra la mujer, y también que difunden ese abuso del cuerpo como atracción física carnal en horarios y de maneras muy sutiles”. Pero van creando –precisó– toda una situación que luego las estadísticas nos dicen que hay abortos de niñas, pero no es porque hayan abusado de las niñas, son muchas veces porque la mujer se pone como en un escaparate, provocando.
Estas fueron las declaraciones que causaron la polémica y fueron criticadas por medios de comunicación y usuarios de las redes sociales. Por eso el arzobispado de Lima publicó un comunicado para aclarar que “nada justifica una agresión a una mujer” y que “el cardenal pidió a los medios de comunicación mayor responsabilidad en su presentación de la imagen de la mujer”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación