Moneda con el escudo papal - © Diario Oficial de la Unión Europea

El escudo papal aparecerá en las nuevas monedas de euro

Sustituirá la moneda con la imagen del papa Francisco, que funciona desde 2014

Share this Entry

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- Novedad numismática en el Vaticano. Este año –probablemente en el mes de marzo– cambia la cara de la moneda nacional del euro acuñada en el Vaticano. Tal y como informa Avvenire, periódico de la Conferencia Episcopal Italiana, desaparece el rostro del papa Francisco y en su lugar aparecerá el escudo pontificio. La novedad fue oficializada el martes 24 de enero en el Diario Oficial de la Unión Europea, en la que se anuncian todos los cambios en las caras nacionales del euro.
Para la Ciudad del Vaticano se trata del cuarto cambio desde el 2002, cuando el euro hizo su aparición en las carteras de los ciudadanos europeos. En 2002, el Estado más pequeño del mundo inició en el ámbito monetario común proponiendo la imagen de Juan Pablo II en el euro. En el 2005, con la muerte del papa polaco, se puso en circulación una moneda con la Sede Vacante, con el escudo del cardenal Eduardo Martínez Somalo. Un año después, en el 2006, se acuñó la moneda con el rostro de Benedicto XVI, elegido el 19 de abril de 2005 como sucesor de Juan Pablo II . En el 2013, después de la dimisión, se hizo una nueva moneda –esta vez de dos euros– sobre la Sede Vacante, con el escudo del camerlengo, el cardenal Tarcisio Bertone.
Y finalmente en el 2014, apareció la moneda con el perfil de Bergoglio que se mantendrá hasta el mes de marzo, cuando se cumple el cuarto aniversario de su elección. Esta moneda será sustituida por el escudo papal.
Un escudo coronado por una mitra colocada entre dos llaves atadas por una cuerda. A lo alto aparece el emblema de la Compañía de Jesús. En el centro del escudo se lee IHS, monograma de Cristo, con la H coronada por una cruz y tres clavos debajo del monograma. Aparece también una estrella y la flor de nardo. La estrella, de acuerdo a la antigua tradición heráldica, simboliza a la Virgen María mientras que la flor de nardos hace referencia a san José, patrono de la Iglesia universal.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación