Guayana Francesa © Free World Maps

Guayana Francesa © Free World Maps

Guayana Francesa, el único territorio europeo en la Amazonía

Más del 90% de su área cubierta por bosques

Share this Entry

(ZENIT – 1 oct. 2019).- El próximo domingo, 6 de octubre de 2019, se iniciará la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Panamazónica, en la que obispos y expertos de todo el mundo reflexionarán sobre la “Amazonía: Nuevos Caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral”.

El territorio amazónico se distribuye alrededor del río Amazonas en nueve países: Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Surinam, Guyana, y Guayana Francesa.

El territorio de Guayana Francesa tiene más del 90% de su área cubierta por bosques, de los cuales casi su totalidad permanece libre de la intervención humana, según cifras de Naciones Unidas en 2010.

Según un informe de la UE, una hectárea de bosque de la Guayana Francesa alberga más especies de árboles que toda Europa continental. Con un área seis veces más pequeña que Francia, Guayana Francesa tiene tres veces más vertebrados, ocho veces más peces de agua dulce y cinco veces más reptiles, informa BBC Mundo.

Gran parte del área forestal se encuentra en el Parque Amazónico de Guayana, creado en 2007 como «parque nacional», un tipo de área protegida con restricciones a la intervención humana y la explotación económica, aunque con excepciones para que las poblaciones nativas cacen y pesquen para subsistir.

La zona forestal del país constituye, de hecho, la más grande protegida por la Unión Europea (UE). Sin embargo, solo contiene un 1,4% del área amazónica, muy lejos de Brasil, quien lidera estas cifras con el 58%.

Guayana Francesa

La historia del catolicismo en la Guayana Francesa (o colonia de Cayena) comienza con los esfuerzos misioneros portugueses después de que el tratado de Tordesillas entre España y Portugal en 1494 le otorgara el territorio a Portugal. Sin embargo, no hubo ningún triunfo significativo en la conversión de aborígenes hasta el siglo XVII.

El catolicismo fue establecido solo en 1636 y poco después se convirtió en la religión principal. Se llevaron a cabo esfuerzos para convertir a la población indígena y la mayoría de los inmigrantes eran de origen católico. Junto con los colonos de la Compañía Francesa de las Indias Orientales había algunos frailes dominicanos, a quienes siguieron los capuchinos.

En 1666, la compañía trajo a los jesuitas a Cayena que trabajaron entre los esclavos negros y los amerindios. Dentro de los jesuitas más destacados es este campo misionero estaban los padres de Creuilly, Lombard, d’Ayma, Fauque, Dausillac y d’Huberland. De Creuilly pasó 33 años en la misión (1685-1718) y durante un gran parte de este tiempo viajó por bote a lo largo de la costa predicando a los nativos.

Otros jesuitas establecieron asentamientos entre los amerindios “conversos” basados en el modelo de la Misión Jesuita de Paraguay, conocidos como “reducciones”. La misión jesuita de Cayena continuó hasta que el movimiento anti-jesuita de la Europa continental expulsó a los jesuitas de este campo en 1768. Posteeriormente, la revolución francesa limitó los esfuerzos del clero secular para continuar el trabajo que los jesuitas habían comenzado en Cayena.

Diócesis de Cayena

Los católicos de la Guyana Francesa se agrupan en la diócesis de Cayena. Al principio fue fundada en 1651 como Prefectura Apostólica de Guyana Francesa- Cayena y dependía de la archidiócesis de Fort-de-France en la isla hasta 1731. El 10 enero de 1933 fue elevada por Pío XI a la categoría de Vicariato Apostólico y, más tarde, por Pío XII (29 de febrero de 1956) a Diócesis.

A partir de 1923 y durante 75 años, los cinco obispos de esta circunscripción eclesiástica pertenecieron a la Congregación del Espíritu Santo y del Inmaculado Corazón de María (Congregatio Sancti Spiritus, C.S.Sp). En 1900, había cerca de 20,000 católicos, 27 iglesias o capillas, 18 estaciones misioneras, 22 sacerdotes y cinco escuelas con cerca de 900 estudiantes. Las Hermanas de Saint-Paul de Chartres administraban el hospital de Cayena entre 1818 y 1900. La misión fue el escenario de los trabajos heroicos de la Madre Anne-Marie de Javouhey (fallecida en 1851).

En 1972 la población de la colonia francesa era de 44.392 habitantes, de los cuales 42.062 eran católicos. Éstos se distribuyeron para su atención pastoral en 21 parroquias y 15 cuasiparroquias regidas por siete sacerdotes diocesanos seculares y 21 sacerdotes regulares. Había también dos seminaristas mayores, 22 religiosos y 94 religiosas. Todos estos eclesiásticos se ocupaban de mantener 18 institutos de beneficencia y 12 centros de enseñanza.

Actualmente, la diócesis de Cayena es sufragánea de la Arquidiócesis de Fort-du-France en la isla de Saint Pierre. Las autoridades de la Iglesia fueron muy lentas al crear un protagonismo indígena y ningún nativo franco-guayanés fue ordenado como sacerdote hasta 1971.

El actual obispo es Mons. Emmanuel Marie Philippe Louis Lafont, nombrado en junio del 2004.

Actualmente, cerca de un 75% de la población se declara católica.

***

Para saber más: Enciclopedia de grupos religiosos en América Latina y el Caribe: Religión en la Guyana Francesa

Share this Entry

Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación