Mons. Richard Higgins © Arquidiócesis para los Servicios Militares, EEUU

Estados Unidos: Francisco acepta la renuncia del obispo auxiliar para los Servicios Militares

Mons. Richard Higgins

Share this Entry

(ZENIT – 3 enero 2019).- El Papa Francisco ha aceptado la renuncia al oficio de obispo auxiliar para los Servicios Militares de Estados Unidos presentada por Mons. Richard Brendan Higgins, obispo titular de Casae Calanae.

Así lo comunicó ayer, 2 de enero de 2019, la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Mons. Higgins, presentó su renuncia por motivo de jubilación, ya que alcanzó los 75 años el pasado mes de febrero, edad canónica en la que los prelados pueden solicitarla al Papa.

Mons. Richard Brendan Higgins

De acuerdo a la información ofrecida por la Archidiócesis para los Servicios Militares de Estados Unidos, Mons. Higgins nació el 22 de febrero de 1944 en Longford, Irlanda. Se graduó en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y fue ordenado sacerdote para la diócesis de Sacramento, California, el 9 de marzo de 1968.

Después de las asignaciones parroquiales en Roseville y Grass Valley, Higgins entró en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en septiembre de 1974 y sirvió como capellán católico hasta su jubilación en el grado de coronel en octubre de 2004.

Además de desarrollar múltiples asignaciones en la Fuerza Aéreas, Mons. Higgins fue nombrado prelado de honor (Monseñor) en 1996. En abril de 2004 fue nombrado obispo titular de Casae Calanae y obispo auxiliar de la Arquidiócesis para los Servicios Militares por el papa Juan Pablo II.

Fue ordenado obispo el 3 de julio de 2004 en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, en el Estado de Washington, y asumió sus actuales funciones el 1 de octubre de 2004.

El obispo es un caballero comandante de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, posee un Certificado de Piloto de Transporte Aéreo y varios Certificados de Instructor de Vuelo. También es un experimentado motociclista.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación