Mujeres en la Iglesia © Cathopic/Exe Lobaiza

Mujeres en la Iglesia: La evangelización “no es solo de los ordenados”

Hablan religiosas de la Unión de Superioras

Share this Entry

(zenit – 28 enero 2020).- Para la directora de la Unión Internacional de Superioras (UISG) la misión evangelizadora “no es solo de los ordenados”, pues “no puede haber ningún ministerio sin el pueblo de Dios”, que incluye, por supuesto, a las mujeres.

L’Osservatore Romano publicó un artículo de Ritanna Armeni en el último ejemplar de «Donne Chiesa Mondo«, que incluye una entrevista a las religiosas Jolanta Kafka, nueva presidenta de la UISG, y Patricia Murray, secretaria ejecutiva de la UISG en la que ambas reflexionan sobre el rol de las mujeres en la Iglesia

La UISG es una organización aprobada canónicamente que comprende hasta 1.900 congregaciones para 450.000 mujeres consagradas, un foro internacional donde las superioras generales pueden compartir sus experiencias, intercambiar información y enriquecerse con sus experiencias.

La Iglesia “es siempre femenina”

De este modo, sobre la aportación particular por las mujeres del Santo Padre, la hermana Jolanta destaca que la Iglesia para Francisco “es siempre femenina, es mujer, es la madre que cuida, que da vida, es la protagonista de la historia, es ella la que crea el cambio” y que suele utilizar “expresiones y símbolos que afirman la presencia y el valor de la mujer en cada ocasión”.

Sor Patricia subraya la importancia de estos símbolos que, precisamente, Francisco utiliza “para indicar el cambio”, para enviar “mensajes precisos” y para demostrar la “inclusión”. Como ejemplo patente, remitió al hecho de que por primera vez bajo su pontificado la asamblea de la UISG no fue inaugurada por un cardenal, sino por su presidenta. Además, resaltó el gesto del Papa en la última asamblea, que entró acompañado por la presidenta y la secretaria ejecutiva y pidió que colocasen dos sillas, una para él y otra para la presidenta.

Con respecto al desafío de dar más espacio a las mujeres en la institución para “señalar su presencia estructural en la Iglesia y al mismo tiempo evitar englobarlarlas en el sistema ‘clerical’”, la hermana Jolafa considera que si hablamos de la Iglesia “como una comunión de diferentes ministerios, hay algunos que podrían ser ejercidos inmediatamente por hombres y mujeres” y que existe una gran oportunidad “en la profundización de la sinodalidad”.

Diaconado femenino

Al ser cuestionada sobre el debate en el Sínodo de la Amazonía en torno al diaconado de las mujeres y los nuevos ministerios para ellas, la directora de la UISG resaltó que existió “una discusión abierta sobre los diferentes roles y servicios que deben estar presentes en la Iglesia para que ésta pueda crecer en comunión y continuar su misión de evangelización”.

En los primeros siglos del cristianismo existía el diaconado femenino, situación que cambió y “ahora el estudio es precisamente sobre la interpretación del antiguo diaconado”, explicó la secretaria ejecutiva de la consabida organización.

“Yo creo que deberíamos dar más importancia y visibilidad a todos los ministerios de la Iglesia. Pienso en la predicación, la enseñanza, los numerosos roles de cuidado que las mujeres religiosas llevan a cabo. No se valoran lo suficiente”, expresó, y añadió que “el Pontífice ha iniciado un camino, un proceso de formación cuyo objetivo no es un clero más fuerte, sino una Iglesia más fuerte y unida en las diferencias”.

Dar espacio a hombres y mujeres

En consecuencia, sor Jolanta aclara que el problema no es el diaconado, esto es, la igualdad con los hombres en la jerarquía, sino el de construir toda una Iglesia que dé espacio “a las mujeres y hombres sentados uno al lado del otro, alrededor del mismo centro”.

Al mismo tiempo, las hermanas fueron cuestionadas sobre lo que pueden hacer las consagradas por la Iglesia y por el Papa y sor Patricia recordó que al final del Concilio Vaticano II, se constituyó la UISG  para que existiera “un lugar donde las mujeres pudieran ser interlocutoras”. Asimismo, se refirió a que el Obispo de Roma “reconoció la capacidad de construir relaciones, redes, de llevar al centro las voces de las periferias, de los que están distantes y no son escuchados” de las féminas en el Sínodo de la Amazonía.

Violencia contra las mujeres

Finalmente, se aludió al tema del problema de la violencia contra las mujeres y en la Iglesia contra las monjas, denunciado por el propio Francisco. Así, sor Jolanta destacó que el Santo Padre rompió el silencio sobre la violencia “y esto nos da la posibilidad de hablar, de ser, también como UISG, un lugar de escucha y de ayuda no solo con respecto a la violencia sexual, sino con todo abuso de poder”.

Igualmente indicó que el tema se aborda desde hace tiempo creando espacios donde las hermanas puedan hablar, ofreciéndoles apoyo terapéutico y legal y realizando un trabajo de formación integral “para que las mujeres sean más conscientes de su dignidad y sus derechos”.

Share this Entry

Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación