Edificio destruido por ataques aéreos en Siria © Vatican Media

Siria: Prioridad para el pueblo Sirio

Palabras del Papa después del Ángelus

Share this Entry

(zenit – 8 marzo 2020).- Dar “prioridad” al pueblo sirio y especialmente a los niños, “sobre todos los demás intereses”: este es el llamado del Papa Francisco en el Ángelus este domingo 8 de marzo de 2020.

Desde la Biblioteca  del Palacio Apostólico del Vaticano, donde se filmó en directo al Papa, una medida de precaución para evitar los encuentros en la Plaza de San Pedro debido al coronavirus Covid – 19, expresó su “preocupación” y “dolor” por los residentes de la ciudad de Idlib y el noreste de Siria, “obligados a huir de los recientes acontecimientos bélicos”.

“No debemos apartar la vista ante crisis humanitaria”, insistió antes de invitar a los espectadores a rezar.

AK

***

Palabras del Papa después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas,

Saludo a todos los que siguen este momento de oración. Saludo en particular a los participantes en el curso de formación “Animadores de un nuevo mundo, de una nueva forma de comunicar”; a los fieles de Torrent, en España; al grupo de los condecorados de Corato; a los jóvenes de Coverciano y a los niños de la Primera Comunión de Monteodorisio.

Saludo a las asociaciones y grupos reunidos que se han comprometido a expresar su solidaridad con el pueblo sirio y especialmente con los habitantes de Idlib al noroeste de Siria – Os veo aquí – obligados a huir de los recientes acontecimientos de la guerra. Queridos hermanos y hermanas, renuevo mi gran aprehensión, y dolor por esta situación inhumana de estas personas indefensas, incluyendo tantos niños,que están arriesgando sus vidas. No hay que mirar hacia otro lado ante esta crisis… humanitaria, sino darle prioridad sobre todos los demás intereses. Oremos por estas personas, estos  hermanos y hermanas, que sufren tanto en el noroeste de Siria, en la ciudad de Idlib.

Estoy cerca con la oración a las personas que sufren de la actual epidemia de coronavirus y a todos los que se preocupan por ellos. Me uno a mis hermanos obispos para animar a los fieles a vivir este difícil momento con la fuerza de la fe, la certeza de la esperanza y el fervor de la caridad. Que el tiempo de Cuaresma nos ayude a todos a dar un sentido Evangélico también en este tiempo de prueba y dolor.

¡Que tengan un buen domingo! Y por favor no se olviden de rezar por mí. Ahora yo voy a echar un vistazo, para veros un poco en tiempo real. ¡Que tengan un buen almuerzo y adiós!

 

 

Share this Entry

Raquel Anillo

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación