Carmelo Barbagallo

Carmelo Barbagallo (C) Radio Una Voce Vicina

Informe de la Autoridad Financiera: Declaración de su presidente, Carmelo Barbagallo

Sobre la labor de los últimos meses

Share this Entry

(zenit – 3 julio 2020).- Con motivo de la presentación de Informe Anual la Autoridad de Información Financiera, la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha difundido hoy, 3 de julio de 2020, las declaraciones de su presidente, el Dr. Carmelo Barbagallo.

En el texto, Barbagallo recuerda que la Autoridad de Información Financiera es una “realidad joven”, instituida a finales de 2010 por el Papa Benedicto XVI, “empezó a funcionar en 2011, hace menos de diez años”.

Y remarca que “desde su fundación hasta hoy, su crecimiento ha sido constante en todas las áreas de actividad: regulación, vigilancia, información financiera. La AIF, pues, se ha convertido en un sujeto autorizado en la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo”.

Del mismo modo, el presidente de la Autoridad recorre los seis meses de trabajo sucedidos tras su nombramiento el pasado mes de noviembre aglutinados en una labor que se ha dividido en 5 apartados.

Cooperación internacional

El 13 de noviembre de 2019 la AIF fue suspendida del circuito de Egmont, el foro que agrupa a las Unidades de Información Financiera de todo el mundo.

No obstante, la suspensión fue retirada dos meses después, gracias a las garantías ofrecidas por la AIF a Egmont. Para ello, “fue decisiva la firma de un memorando de entendimiento entre la AIF y la Oficina del Promotor de Justicia; aseguramos a nuestras contrapartes internacionales que, de acuerdo con el protocolo, el posible secuestro de documentos e información confidencial se llevará a cabo de forma coherente con las normas de seguridad de las informaciones de inteligencia establecidas por el circuito de Egmont”, describe el presidente.

Cooperación interna

El texto expone que con el fin de intensificar la colaboración interna con las demás autoridades de la Santa Sede se han firmado cuatro protocolos importantes entre febrero y junio.

El primero, firmado el 13 de febrero, con la Secretaría de Estado y con la Secretaría para la Economía en materia de vigilancia y control de los entes sin fines de lucro con sede legal en el Estado y registrados ante la Gobernación; y el segundo, firmado el 20 de febrero, con la Secretaría para la Economía en materia de vigilancia y el control de las Autoridades Públicas de la SS/SCV: “Permiten profundizar en el conocimiento, mediante cuestionarios especiales, de las entidades obligadas a informar a la AIF de actividades sospechosas”.

Los cuestionarios posibilitan “una primera clasificación de las entidades vigiladas en función del nivel de riesgo y permiten identificar las áreas que deben mejorarse. El nivel de riesgo también se somete a parámetros, según criterios de proporcionalidad, mediante un plan de auditoría in situ”, explica Barbagallo.

El tercero, firmado el 28 de abril, con el promotor de justicia y la Gendarmería en materia de colaboración e intercambio de información con fines de inteligencia; y el cuarto, firmado el 16 de junio, con el auditor general, que representa una actualización en materia de colaboración e intercambio de información con fines de inteligencia, sancionan formalmente “lo que ya es una realidad, a saber, la intensa colaboración entre la AIF, la Oficina del Promotor de Justicia y la Gendarmería, por un lado, entre la AIF y la Oficina del Auditor General, por otro”.

Actividad de vigilancia prudencial

Según el presidente, las actividades de vigilancia contra el blanqueo de capitales y de naturaleza prudencial de los Entes que realizan actividades financieras se basaban “en las reglas generales establecidas por los reglamentos emitidos por la AIF y en las prácticas operacionales”.

Con el fin de dar una base técnica y jurídica más detallada a las actividades de verificación a distancia e in situ, “la AIF ha aprobado en estos días dos guías específicas de vigilancia sobre ambos frentes, cuyas partes generales se publicarán en el sitio web institucional”.

Así, en mayo de 2020 comenzó la primera inspección general en el Instituto para las Obras Religiosas (IOR), cuya conclusión se espera para finales de julio. Las inspecciones anteriores, por su parte, solo abarcaban esferas específicas de su actividad.

Refuerzo del personal de la AIF

En cuanto a los recursos humanos, en el último periodo, Barbagallo indica que el Consejo de Administración de la AIF ha sido parcialmente reintegrado, gracias al nombramiento por parte del Santo Padre de la profesora Antonella Sciarrone Alibrandi.

Del mismo modo, el 15 de abril fueron formalizados los nombramientos del Consejo Directivo, del Dr. Giuseppe Schlitzer y al Dr. Federico Antellini Russo respectivamente como director y vicedirector de la AIF.

En cuanto al personal, la plantilla de la AIF se ha duplicado en los últimos seis meses, pasando de 6 a 12 unidades.

Nuevo Estatuto y  reglamento interno

Para Carmelo Barbagallo, “el colofón a toda la intensa actividad de fortalecimiento de la Autoridad llevada a cabo en estos meses será la emisión, del nuevo Estatuto y del primer Reglamento Interno de la FIA”.

Este nuevo Estatuto supondría el cambio de nombre de la Autoridad, que pasaría a llamarse ASIF (Autoridad de Supervisión e Información Financiera). En lo que respecta a la estructura de gobernanza de la AIF, el nuevo estatuto, al confirmar el papel del Consejo Directivo, reiteraría la función propositiva del presidente en la elaboración de la estrategia de la Autoridad y en su control.

Al mismo tiempo, se pretende asegurar que la función del director, junto con la del vicedirector, “confiera eficacia y eficiencia a la actividad de la Autoridad”; y, por otro lado, se está analizando el reexamen de la organización interna, a fin de conferir una mejor operatividad de las actividades entre las distintas Oficinas.

Evaluación externa en septiembre

Finalmente, el director se refirió a la cita que la AIF tendrá el 29 de septiembre con Moneyval, cuyo equipo de evaluadores permanecerá durante aproximadamente dos semanas.

Desde la primera reunión oficial con la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano, que tuvo lugar en 2012, Moneyval ha monitoreado a distancia los avances del organismo en la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo del Vaticano: “La próxima visita es de particular importancia. De su resultado puede depender cómo percibirán la jurisdicción los mercados financieros”.

La evaluación de Moneyval es de gran alcance: “abarcará tanto el marco normativo general en materia como su aplicación efectiva”, concluye la declaración del doctor Barbagallo.

Share this Entry

Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación