Uruguay: Proyecto del ley de eutanasia

Monseñor Jaime Fuentes (C) Conferencia Episcopal del Uruguay

Uruguay: Carta del obispo de Minas ante proyecto de ley de eutanasia

Dirigida a los legisladores

Share this Entry

(zenit – 31 julio 2020).– Frente al Proyecto de Ley de eutanasia y suicidio asistido médicamente presentado en marzo de este año y actualmente en discusión en el Congreso del Uruguay, el obispo emérito de Minas, Mons. Jaime Fuentes, dirige una carta abierta a los legisladores del país.

En su mensaje, difundido por la Conferencia Episcopal del Uruguay, el prelado llama al Gobierno a pensar en un proyecto “entusiasmante” que contraste con la promoción de la vida los problemas del suicidio y la falta de población que presenta el país.

Monseñor Fuentes entiende que “aliviar el sufrimiento de las personas que, padeciendo una enfermedad terminal, sufren dolores que pueden llegar a ser insoportables, es un deseo generalizado” y que todos coinciden “en la necesidad de buscar los modos de hacerlo, más y mejor”.

El fin no justifica los medios

No obstante, apunta que el proyecto de ley aportado erra al olvidar “que el fin no justifica los medios”, pues la vida humana “posee la mayor de las dignidades y, por lo tanto, reclama el mayor de los cuidados. Decidir cada uno por su cuenta cuándo darse muerte, ¿es un derecho humano?, ¿quién lo dijo, ¿dónde está escrito?”, expone.

Del mismo modo, dado que se defiende que con la nueva ley “se respetará la libertad individual de decidir cuándo acabar con la propia vida”, el obispo cuestiona: “¿no vivimos en sociedad y somos inter dependientes? Si alguien ve a una persona que intenta suicidarse, ¿no trata por todos los medios de disuadirlo? ¡Porque es humano, nomás!”.

Y añade: “Con la ley que se propone, ‘¡por mí que se mate, si es legal!’… ¿Esta es la sociedad que queremos, individualista hasta el colmo?”.

Fomento del suicidio

El obispo considera un “completo sinsentido” legalizar la eutanasia y el suicidio asistido en Uruguay, que ostenta el mayor número de suicidios de América Latina y uno de los mayores del mundo.

En este sentido, propone el ejemplo de Bélgica, donde, después de su legalización había solo unos cientos de casos de eutanasia al año y actualmente presenta “más de 2.300 casos oficialmente registrados y la tendencia va en aumento (Deutsche Welle, 26.II.20), como en Uruguay”.

Esto demuestra que “las leyes influyen, para bien o para mal, en el conjunto del comportamiento social”, agrega.

Propuesta a los legisladores

“En el tiempo pandémico que estamos viviendo, mientras nos cuidamos de un contagio mortal, el proyecto de ley de eutanasia y suicidio aparece por demás sombrío. Hoy, más que nunca, necesitamos en Uruguay un proyecto colectivo entusiasmante: nuestro mayor problema es la falta de población”, propone el prelado en su mensaje.

Monseñor Fuentes se refiere entonces al ejemplo de países como Hungría, Rusia, Serbia, Alemania que “han hecho planes concretos para incentivar la natalidad y lo están consiguiendo”. Igualmente, plantea que, en el Paraguay, “que en el año 2000 tenía 5 millones y pico de habitantes, hoy son más de 7 millones y su PBI crecerá 4% en el 2021 (Banco Mundial). Y nosotros, ¿no podemos hacer nada?”.

Así, insta a los legisladores a estudiar el problema y trabajar por un Uruguay mejor, pues “’se precisan niños para amanecer’”, ¡claro que sí! – es lo que se espera de ustedes”, concluye.

Share this Entry

Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación