La iniciativa criminaliza a personas que oran fuera de las clínicas. Foto: Archivo.

Ley manda a la cárcel los pro vida que rezan fuera de clínicas de abortos en España

La iniciativa de modificación del Código Penal prevé penas de entre tres meses y un año de cárcel.

Share this Entry

Por: Covadonga Asturias.

El Partido Socialista Obrero Español, el actual partido en el gobierno de España, ha lanzado una proposición de ley que, en síntesis, criminaliza a las personas que se apuestan fuera de clínicas donde se practican abortos para orar o para hacer un último intento, sin coacción física, para que las mujeres no aborten. La iniciativa de modificación del Código Penal fue presentada el 12 de mayo de 2021 y prevé penas de entre tres meses y un año de cárcel.

Esta iniciativa criminaliza a personas que pacíficamente oran fuera de las clínicas como a quienes a través de la palabra apuestan por hacer un acto de convencimiento o presentando otras alternativas.

El documento que el Partido Socialista ha presentado como aval de su proyecto es un informe de 2018 de una patronal líder en abortos en España: la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI).

El párrafo que se incluiría en el Código Penal sería este: “El que hostigue o coarte la libertad de una mujer que pretenda ejercer su derecho a interrupción voluntaria del embarazo, promoviendo, favoreciendo, o participando en concentraciones en las proximidades de lugares habilitados para interrumpir embarazos, causando un menoscabo en la libertad o intimidad de esta, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días”.

En una columna de opinión publicada en el diario español La Razón, Jorge Fernández Díaz ironiza con el hecho de que “Es legal manifestarse frente al Congreso e increpar a los diputados, siempre que sea pacíficamente. Si haces eso mismo junto al domicilio familiar de un cargo público, es «jarabe democrático». Hacerlo ante una clínica abortiva, es delito. Esas clínicas prestan a la sociedad un bien tan importante, y sirven tanto al interés general, que requieren de una protección legal y penal como nadie en España”. Y añade: “Esta aberración jurídica y, sobre todo, moral, da una idea del abismo ético en el que nos encontramos. Lo dice todo que el grupo socialista se convierta en el defensor de la patronal del negocio del aborto”.

Según datos del Ministerio de Sanidad del Reino de España, actualmente en ese país 1 de cada 5 niños son abortados. La cifra de 2019 muestra que ese año hubo 360,617 nacimientos y 99,149 abortos.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación