Press and Communication Office of the Ecumenical Patriarchate. Foto: orthodoxtimes.com

“Busquemos con determinación hacer visible nuestra comunión”, dice el Papa al Patriarca Ecuménico en ocasión de la fiesta patronal de Constantinopla

En el marco del tradicional intercambio de Delegaciones para las respectivas fiestas patronales, el Papa hizo llegar una carta al Patriarca de Constantinopla en el día de San Andrés.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias / Roma, San Juan de Letrán, 30.11.2021).- En el marco del tradicional intercambio de Delegaciones para las respectivas fiestas de los Santos Patronos, el 29 de junio en Roma para la celebración de los Santos Pedro y Pablo y el 30 de noviembre en Estambul para la celebración de San Andrés, el Cardenal Kurt Koch, Presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, encabezó la Delegación de la Santa Sede para la fiesta del Patriarcado Ecuménico.

El Cardenal Koch estuvo acompañado por Mons. Brian Farrell, Secretario del Dicasterio, y Mons. Andrea Palmieri, Subsecretario. En Estambul, Monseñor Walter Erbi, responsable de las relaciones de la Nunciatura Apostólica en Turquía, se unió a la Delegación.

La Delegación de la Santa Sede participó en la solemne Divina Liturgia presidida por el Patriarca Ecuménico Bartolomé en la Iglesia Patriarcal de San Jorge al Fanar. El Cardenal Koch entregó al Patriarca Ecuménico un mensaje autografiado por el Santo Padre, que leyó públicamente al final de la Divina Liturgia.

A continuación ofrecemos una traducción del mensaje original enviado en inglés:

***

A Su Santidad Bartolomé

Arzobispo de Constantinopla

Patriarca Ecuménico

Con ocasión de la fiesta del apóstol Andrés, primer llamado y hermano del apóstol Pedro, y patrono de la Iglesia de Constantinopla y del Patriarcado Ecuménico, mi pensamiento se dirige a ti, amado hermano en Cristo, y a la Iglesia que nuestro Señor Jesús, «el gran pastor de las ovejas» (Hb 13,20), ha confiado a tu ministerio. Lo hago, no sólo por nuestra fraterna amistad, sino también por el antiguo y profundo vínculo de fe y caridad entre la Iglesia de Roma y la Iglesia de Constantinopla. Con la seguridad de mi cercanía espiritual, he enviado una delegación para transmitir mis buenos deseos de alegría y de paz a usted, a sus hermanos obispos y al clero, a los monjes y a los fieles laicos reunidos en la iglesia patriarcal de San Jorge para la divina liturgia en memoria del apóstol Andrés.

Es para mí un motivo de alegría que, durante vuestra reciente visita a Roma, hayamos podido no sólo compartir nuestras preocupaciones sobre el presente y el futuro de nuestro mundo, sino también expresar nuestro compromiso común de abordar cuestiones de importancia crucial para toda nuestra familia humana, como el cuidado de la creación, la educación de las generaciones futuras, el diálogo entre las distintas tradiciones religiosas y la búsqueda de la paz. De este modo, nosotros, como Pastores, junto con nuestras Iglesias, reforzamos el profundo vínculo que ya nos une, ya que nuestra responsabilidad común frente a los desafíos actuales fluye de nuestra fe compartida en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra; en el único Señor Jesucristo, su Hijo, que se hizo hombre para nuestra salvación, murió y resucitó; y en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que armoniza las diferencias sin abolirlas.

Unidos en esta fe, busquemos con determinación hacer visible nuestra comunión. Aunque reconozco que siguen existiendo cuestiones teológicas y eclesiológicas en el centro de la labor de nuestro diálogo teológico en curso, espero que católicos y ortodoxos puedan trabajar juntos cada vez más en aquellos ámbitos en los que no sólo es posible, sino incluso imperativo que lo hagamos.

Querido hermano en Cristo, en el camino hacia la plena comunión entre nuestras Iglesias, nos sostiene la intercesión de los santos hermanos Pedro y Andrés, nuestros santos patronos. La plena unidad que anhelamos es, por supuesto, un don de Dios, por la gracia del Espíritu Santo. Que el Señor nos ayude a estar dispuestos a acoger este don mediante la oración, la conversión interior y la apertura a la búsqueda y al ofrecimiento del perdón.

Con estos sinceros sentimientos, renuevo mis buenos deseos para la fiesta de San Andrés, e intercambio con Su Santidad un abrazo de paz.

FRANCISCO

Roma, San Juan de Letrán, 30 de noviembre de 2021

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación