Ciudadanos EUA. Foto: Archivo

Católicos de Estados Unidos destinarán limosna de miércoles de ceniza a países de Europa Central como Ucrania

Print Friendly, PDF & Email

La Iglesia católica en Estados Unido destinará la colecta del miércoles de ceniza en todo el país para ayudar a países que estuvieron bajo el régimen comunista.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Washington, 16.02.2022).- Desde el colapso del comunismo a principios de la década de 1990, los países de Europa Central y del Este se han esforzado por reconstruirse, pero las graves consecuencias del opresivo régimen soviético siguen desafiando todos los aspectos de la vida en la región. Cada año, la colecta de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) para Europa Central y del Este aporta sanación y oportunidades para una vida renovada en Cristo.

La colecta anual apoya la pastoral juvenil, los seminarios, los servicios sociales, los centros pastorales, la evangelización y la catequesis, las comunicaciones y la construcción y renovación de iglesias en 28 países. La mayoría de las diócesis realizarán esta colecta en sus parroquias el Miércoles de Ceniza, que este año es el 2 de marzo. #iGiveCatholicTogether también acepta fondos para la colecta.

«La generación que ha pasado desde la caída del Telón de Acero aún no ha deshecho la ruina perpetuada por décadas de opresión comunista», dijo el obispo Jeffrey M. Monforton, de Steubenville, presidente del Subcomité de Ayuda a la Iglesia en Europa Central y Oriental de la USCCB. «Cuando damos a la Colecta para la Iglesia en Europa Central y Oriental, estamos compartiendo la fe y la misericordia con personas cuyos padres y abuelos fueron encarcelados por practicar la fe o rezar», añadió.

En 2021, las donaciones a la colecta proporcionaron más de 6,4 millones de dólares a través de 348 subvenciones. Entre ellas:

– En Polonia, donde más de un millón de personas han huido de la guerra en curso en Ucrania, los jesuitas de la Misión del Sur de Polonia y Ucrania crearon DEON, UA, una plataforma digital en lengua ucraniana que ofrece noticias seculares y católicas y foros de debate para ayudar a los inmigrantes ucranianos a mantenerse informados y establecer relaciones.

– En Croacia, donde una quinta parte de la población vive en la pobreza y el comunismo destruyó la tradición del trabajo voluntario, «72 horas sin compromiso» reúne a adolescentes y jóvenes adultos durante cuatro días en los que rezan, aprenden sobre la enseñanza social católica y ponen su fe en acción a través del servicio a los pobres.

– En Bielorrusia, el ministerio Tabita organiza actividades sociales y espirituales para adultos discapacitados, sacándolos del aislamiento para que entablen amistades y reciban ayuda para sus necesidades físicas, sociales, psicológicas y espirituales.

– En muchos países, como Hungría y Rumanía, la colecta está ayudando a las diócesis a aplicar las normas establecidas por la Carta Apostólica del Papa Francisco de 2019, publicada en el motu proprio Vos estis lux mundi, que aborda el delito y el pecado de los abusos sexuales a menores y personas vulnerables por parte de personas que sirven en la Iglesia. En algunas partes de esta región, la creación y aplicación de directrices diocesanas de protección de la infancia y la juventud es el primer esfuerzo sistemático de formación en materia de protección de la infancia por parte de cualquier organización importante, ya sea laica o religiosa.

– En Bosnia-Herzegovina, donde las animosidades étnicas y religiosas aún conllevan una amenaza de violencia, el Centro Pastoral Juvenil Juan Pablo II de Sarajevo reúne a adolescentes y jóvenes adultos de todos los orígenes en actividades deportivas diseñadas para ayudarles a crear amistades más allá de las líneas étnicas.

– Los gitanos son quizás el grupo étnico más marginado de Europa, y muchos viven en comunidades que carecen de agua corriente y electricidad. En Eslovaquia, la Arquidiócesis greco-católica de Prešov realiza actividades de divulgación entre los gitanos y produce documentales para ayudar a otros eslovacos a entenderlos y apreciarlos.

«Cuando damos a la Colecta para la Iglesia en Europa Central y del Este, estamos respondiendo al amor de nuestra Santísima Madre por los que sufren bajo el comunismo, a la llamada de San Juan Pablo II para ayudar a los que se recuperan de la opresión soviética, y a la promesa del Papa Francisco de solidaridad con los marginados», dijo el obispo Monforton. «Además de nuestras oraciones y del trabajo continuo que la Iglesia realiza en esta región, los donativos a esta colecta nos ayudan a acercarnos a la gente de Europa Central y del Este como hermanos y hermanas en Cristo», agregó.

Se puede encontrar más información y recursos diocesanos para ayudar a dar a conocer la colecta en: www.usccb.org/ccee.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }