Sede de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra. Foto: AFP.

La Asociación Médica Católica expresa su preocupación después de que la OMS declarara que la trisomía 21 es un «defecto congénito prevenible

La Organización Mundial de la Salud declaró públicamente que la Trisomía 21, comúnmente conocida como Síndrome de Down, es un «grave defecto de nacimiento» que se puede «prevenir». ¿Se refería al aborto?

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias / Filadelfia, 22.03.2022).- La Asociación Médica Católica (CMA) expresó su preocupación después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara públicamente que la Trisomía 21, comúnmente conocida como Síndrome de Down, es un «grave defecto de nacimiento» que se puede «prevenir».

«La declaración hecha por la OMS representa una gran necesidad de mayor respeto, dignidad y conciencia para las personas que viven con la Trisomía 21», dijo el Dr. Craig Treptow, Presidente de la CMA.

Las personas que nacen con trisomía 21 tienen tres copias del cromosoma 21. «La única forma de ‘prevenir’ la trisomía 21 es negar a esa persona el derecho a nacer», añadió el Dr. Treptow.

Más tarde, la OMS corrigió y se disculpó por su declaración, diciendo en parte que «la OMS ha editado su publicación original que, al confundir dos mensajes distintos, implicaba involuntariamente que el síndrome de Down era prevenible a través de la atención prenatal y del recién nacido».

La declaración inicial de la OMS -y el mensaje que transmitía- es profundamente errónea desde el punto de vista moral, ético y médico.

La trisomía 21, a diferencia de un defecto cardíaco, por ejemplo, no puede ser tratada mediante la atención prenatal ni la intervención.

La CMA cree en la dignidad inherente de cada persona desde el momento de la concepción. Las personas con trisomía 21 tienen el mismo valor que cada uno de nosotros y la santidad de la vida debe ser defendida y preservada.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación