Father Lucas Perozzi (center) is praying at the Eucharistic celebration during the war.. Father Lucas Perozzi is a Brazilian priest who is in Ukraine, in Kiev/Kyiv. He and three other priests shelter around 30 people in his parish (Dormition of the Blessed Virgin) during the Russian invasion. Father Lucas has been helped by ACN since his seminary training, he also received support for the purchase of a car. The parish where he now resides was built with help from ACN. He will also receive emergency aid from ACN.

Ucrania: sacerdote brasileño del Camino Neocatecumenal acoge a los refugiados en su parroquia

El padre Lucas, sacerdote del Camino Neocatecumenal, explicó que la guerra no ha impedido que la gente reciba los sacramentos y reveló que recientemente había casado a una pareja

Share this Entry

Por: Fionn Shiner

(ZENIT Noticias / Kiev, 28.03.2022).- Un sacerdote misionero de Brasil, que se ha negado a abandonar su rebaño ucraniano, acoge a 30 refugiados en su parroquia mientras las bombas siguen cayendo sobre Kiev.

El padre Lucas Perozzi, que lleva en Ucrania desde 2004, explicó a la organización benéfica católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) por qué había acogido a los desplazados internos en su iglesia:

«En esta época de guerra, la gente no podía permanecer en sus casas y pasaba las noches en búnkeres y en estaciones subterráneas. Era terrible, porque estos lugares son fríos, sucios y el ambiente es muy oscuro. Estaban asustados, aterrorizados. Los que vinieron a quedarse con nosotros ahora pueden dormir toda la noche, en un ambiente tranquilo, a pesar de la guerra. Aquí hay una solidaridad fraternal, la gente se ayuda. Cuando alguien está deprimido, triste y con miedo, otro no está tan mal y ayuda».

El padre Lucas añade: «Algunas tiendas siguen abiertas, pero sus estantes se vacían cada día más. Los medicamentos también empiezan a agotarse».

El padre Lucas, sacerdote del Camino Neocatecumenal, explicó que la guerra no ha impedido que la gente reciba los sacramentos y reveló que recientemente había casado a una pareja:

«tuvimos una boda y hoy tenemos otra. La gente también viene a confesarse. Es impresionante, porque la gente viene y nos pide que les casemos, aunque saben que no podemos preparar nada elegante. No tienen ilusiones románticas, quieren vivir estos días en la gracia de Dios, como una familia. Incluso en medio de la guerra, podemos ver que Dios es amor, sigue amando a todos y cada uno de nosotros sin límites».

Desde que comenzó la guerra en Ucrania, AIN ha anunciado más de un millón de libras en ayuda de emergencia para apoyar a más de 300 sacerdotes y religiosos que atienden a los desplazados internos y a otras personas que sufren a causa de la guerra.

Al respecto, el padre Lucas dijo:

«Recibimos mucha ayuda de AIN, y no sólo ahora durante la guerra. El seminario misionero diocesano Redemptoris Mater, en el que me formé, fue y sigue siendo apoyado por AIN. Gracias a AIN pude adquirir un coche aquí en la parroquia que utilizo para el trabajo pastoral; la iglesia en la que se alojan estas 30 personas se construyó en gran parte gracias a la ayuda de la organización benéfica. Acabo de enterarme de que hemos recibido una ayuda de emergencia de AIN para continuar nuestro trabajo, ¡así que estamos muy agradecidos!»

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación