Papa Francisco vista el Congo. Foto: Aleteia

Obispos congoleños a sacerdotes con hijos: “dejen el sacerdocio”

Los obispos aseguran que tienen “la obligación moral de reconocer que estas personas existen y sufren en silencio. Y piden reconocimiento y acompañamiento”. De ahí que “el sacerdote padre necesita tanto la misericordia como el oprobio de la Iglesia”.

Share this Entry

Por: Elizabeth Owens

(ZENIT Noticias / Kinshasa, 06.04.2022).- A tres meses de la visita del Papa a la República Democrática del Congo, los obispos católicos del país han publicado una exhortación a los sacerdotes del país con un mensaje muy claro: si tienen hijos, dejen el sacerdocio.

“En la escuela de Jesús. Por una vida sacerdotal auténtica” es el título de la exhortación en el que los pastores del país afrontan el tema de la castidad sacerdotal.

Los obispos inician señalando que “muchísimos sacerdotes viven fielmente sus compromisos sacerdotales”, además de recordar que “la castidad es un don de sí mismo para la fecundidad espiritual”. En ese sentido, “el celibato es el signo de la libertad con vistas al servicio”.

No obstante, los obispos señalan que hay problemas en algunos casos con relación a la vivencia del celibato. Ese problema se hace más agudo cuando hay niños y mujeres obligados a vivir de forma clandestina. Ante ese panorama, los obispos aseguran que tienen “la obligación moral de reconocer que estas personas existen y sufren en silencio. Y piden reconocimiento y acompañamiento”. De ahí que “el sacerdote padre necesita tanto la misericordia como el oprobio de la Iglesia”.

Es en todo este contexto que los obispos afirman cuanto sigue:

“Considerando, por una parte, los derechos y obligaciones de los padres con respecto a su descendencia y de los hijos con respecto a sus padres, y por otra parte la incompatibilidad de la función de “padre de familia” con el ministerio y sacerdocio vida bajo un régimen católico romano, pedimos a todo sacerdote de la Iglesia familia de Dios que tenga un hijo que lo cuide por completo y, para ello, pida una dispensa de las obligaciones sacerdotales con el Santo Padre. Todo obispo diocesano está dispuesto a acompañar por los cauces y medios canónicos a todo clérigo de su jurisdicción afectado por esta situación”.

También se adelanta que en caso de que un obispo entre en conocimiento de que uno de sus sacerdotes esté la situación mencionada y no quiera pedir la dispensa, “el obispo debe presentar el caso a la Santa Sede para su reducción al estado laical”.

La exhortación “En la escuela de Jesús. Por una vida sacerdotal auténtica” puede leerse en su original francés en el enlace anterior.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación