Declaración sobre el genocidio del pueblo ucraniano. Fotos: Ukrainian Council of Churches and Religious Organizations

Declaración sobre el genocidio del pueblo ucraniano, cometido por las tropas rusas en la región de Kiev

Todos los estados del mundo deberían reconocer el genocidio del pueblo ucraniano durante la invasión rusa en 2022 y condenar la ideología del «Russkiy Mir» como aquella que justifica el genocidio de pueblos y la destrucción de estados enteros.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Kiev, 07.04.2022).- Ofrecemos la declaración que este 6 de abril emitió el Consejo Ucraniano de Iglesias y Organizaciones Religiosas.

***

Toda Ucrania y el mundo entero quedaron horrorizados por los numerosos hechos de crueldad y brutalidad inhumana que los soldados rusos cometieron contra civiles inocentes en las ciudades capturadas de la región de Kyiv. El mes de ocupación temporal de Bucha, Irpin, Hostomel y los pueblos circundantes por parte de las tropas rusas no sólo condujo a la destrucción a gran escala de hermosas zonas residenciales recién construidas, parques infantiles, hospitales y otras infraestructuras sociales, sino también a la destrucción total de la población civil de la región.

En los últimos días, en Bucha, liberada de los invasores rusos, 15 personas fueron encontradas con disparos en la cabeza y con las manos atadas en una sola calle. Hay pruebas de que los soldados rusos atormentan a las mujeres e incluso a los niños ucranianos que, tras las violaciones colectivas, incluso delante de sus familiares, fueron fusilados y abandonados en fosas comunes o simplemente en las calles. Cientos y posiblemente incluso miles, de ucranianos inocentes, fueron torturados y asesinados en unas pocas semanas de ocupación rusa.

Este terrible y sangriento rastro de los ocupantes rusos en la tierra ucraniana, así como el apoyo a sus acciones de odio a la humanidad por parte de sus madres, esposas y el público en general en Rusia, es una prueba de la completa distorsión de la visión del mundo y la degradación moral de la sociedad rusa. Los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad cometidos en Ucrania son un argumento convincente a favor de sanciones amplias y no exclusivas contra la economía rusa en todos sus sectores, y deberían animar finalmente a los líderes mundiales, a la OTAN y a la UE a proporcionar a Ucrania todo el armamento necesario para derrotar a Rusia como estado terrorista, incluyendo sistemas de defensa aérea, aviones de combate, armas ofensivas letales, tanques y misiles antibuque.

El mundo entero debe darse cuenta de que esto no es una «crisis ucraniana», ni siquiera es una «guerra de Rusia contra Ucrania», es una guerra de la humanidad, los valores morales, la virtud con el mal concentrado que tiene una naturaleza fascista satánica. El culto a la guerra y el chauvinismo han sido celebrados en la sociedad rusa durante décadas – comenzaron a adorar la guerra, construyeron un templo dedicado a ella en Moscú, y con el lema «Podemos repetirlo» justifica nuevos sacrificios a su ídolo sangriento.

Ahora todos los estados del mundo no deberían permanecer en silencio. Todos los estados del mundo deberían reconocer el genocidio del pueblo ucraniano durante la invasión rusa en 2022 y condenar la ideología del «Russkiy Mir» como aquella que justifica el genocidio de pueblos y la destrucción de estados enteros.

Ofrecemos oraciones por la paz eterna de todos los residentes inocentes de Ucrania que fueron asesinados en las regiones de Kyiv, Chernihiv y Sumy, en Kharkiv, Mariupol, Kherson, Melitopol, Berdyansk y otras ciudades donde los invasores rusos invadieron. Rezamos por la completa victoria de Ucrania sobre este mal, por la derrota de las fuerzas de ocupación rusas, por el derrocamiento del régimen que odia a la humanidad en Rusia, y por la apertura de ojos y el arrepentimiento de los ciudadanos rusos cegados por la propaganda.

Traducción del original realizado por el director editorial de ZENIT.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación