Rauf Aregbesola, Ministro del Interior de Nigeria; Arakunrin Akeredolu, Gobernador de Ondo y Seyi Makinde, Gobernador de Oyo. Foto: @RotimiAkeredolu

Masacre contra católicos en Nigeria: ¿qué se sabe de los atacantes? ¿Cuántos muertos van? Lo cuenta desde Owo un sacerdote local

“No es deshonroso dimitir cuando te enfrentas a una situación que no puedes manejar”, dice el P. Augustine Ikwu, Director de Comunicación Social de la diócesis de Ondo.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias – Ayuda a la Iglesia Necesitada / Owo, Nigeria, 09.06.2022).- Sobre el terrible atentado perpetrado contra católicos en una parroquia de Owo, diócesis de Ondo (Nigeria) el domingo de Pentecostés, se ha especulado mucho. Algunos se han aventurado a manejar cifras y dar datos que no se corresponden con la realidad. En esta entrevista con P. Augustine Ikwu, Director de Comunicación Social de la diócesis de Ondo, se baja a preguntas específicas y se obtienen respuestas concretas que permiten conocer, al día de hoy, el estado de las cosas.

***

Pregunta: ¿Exactamente cuántas personas murieron o resultaron heridas en el atentado del pasado domingo?

Respuesta: Ya tenemos 38 en la morgue: cinco niños, una niña y cuatro niños; dos adolescentes, una niña y un niño; doce hombres adultos y diecinueve mujeres adultas. Todavía estamos tratando de rastrear los nombres de los que están en el hospital. Ya tenemos muchos nombres, pero algunos fueron llevados a hospitales privados, por lo que estamos intentando contactar con las familias de todas las personas que estaban en la iglesia ese día, para poder dar cuenta de todos. Además, pedimos a todas las personas que hayan recogido los cuerpos de sus familiares que se pongan en contacto con nosotros. Por lo tanto, no podemos proporcionar cifras definitivas.

Pregunta: ¿Cuál es el estado de los heridos? ¿Podría aumentar el número de muertos?

Respuesta: Ayer estuve en el hospital y vi a los que estaban allí. Están relativamente estables, salvo algunos que están gravemente heridos. Los médicos están haciendo un gran trabajo y espero que sobrevivan, con la gracia de Dios, nuestras oraciones y los esfuerzos del personal médico.

 

Pregunta: ¿Qué sabemos de los atacantes?

Respuesta: Todavía no tenemos nada concreto. Se ha especulado mucho, pero no queremos seguir suposiciones que podrían resultar erróneas. Algunas de las especulaciones suenan bastante lógicas y se ajustan a la situación general de nuestro país en este momento, como la inseguridad, la agitación política y los conflictos entre los pastores fulani y los agricultores. Aunque no afirmamos que estas especulaciones sean falsas, tampoco las confirmamos. Son posibilidades, pero hasta que no seamos capaces de dar cuenta de los hechos, no podemos decirlo. Esperemos que alguien sea atrapado y confiese los verdaderos motivos del ataque.

 

Pregunta: ¿Existe un historial de conflictos en el estado? ¿De la violencia de los militantes islámicos o de los pastores Fulani?

Respuesta: En general, este ha sido un estado pacífico. De vez en cuando hay incidentes, pero no son situaciones graves. En efecto, es un estado pacífico y es difícil creer que los musulmanes locales hagan algo así. Siempre ha habido una clara división entre los musulmanes del norte y del sur. Los musulmanes que viven en nuestra región son relativamente pacíficos y han salido a condenar públicamente esta atrocidad. Así que no podemos atribuirles lo que ocurrió.

 

Pregunta: ¿Cuáles son las principales necesidades de la diócesis en este momento?

Respuesta: Es un momento difícil para nosotros y queremos invitar al mundo entero a que nos recuerde en sus oraciones, a que rece por los muertos, los heridos y sus familias en la diócesis. Hoy hemos comenzado una novena y pedimos a todos que se unan a nosotros. También pedimos a quien pueda que nos ayude en las investigaciones sobre el terreno. Pero también pedimos al mundo que sea consciente de la situación de inseguridad, no sólo en nuestro estado ahora, sino en todo el país, porque en este momento la inseguridad se ha apoderado literalmente de la nación. Y si pudiera decir algo al gobierno actual, le diría que no es deshonroso dimitir cuando te enfrentas a una situación que no puedes manejar. Si el país se ha vuelto ingobernable, debería ser honorable dimitir y dejar paso a alguien que pudiera gestionarlo mejor. No debemos permitir que la codicia nos guíe.

 Pregunta: ¿Teme que la comunidad cristiana intente vengarse de los presuntos culpables de lo ocurrido?

Respuesta: El obispo hizo un llamamiento a la población para que sea pacífica, respete la ley y no se tome la justicia por su mano. Nadie debe salir a cometer el mal por el mal. Este no es el estilo de vida cristiano en absoluto. Incluso en estas situaciones, respondemos al mal con la paz.

Traducción del original en lengua italiana realizado por el P. Jorge Enrique Mújica, LC, director editorial de ZENIT.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación