Los acuerdos no son respetados y se violan los derechos humanos, llevando al borde del colapso a la libertad religiosa. Foto: Archivo.