Papa Francisco en la Audiencia General habló sobre el asesinato de sacerdotes jesuitas. Foto: Vatican Media

Papa se pronuncia sobre jesuitas asesinados en México. También se conocen más detalles del asesinato

Mientras tanto en México las autoridades han notificado que ya se tiene identificado al asesino.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano – Ciudad de México, 22.06.2022).- El asesinato de dos sacerdotes de la Compañía de Jesús, la misma congregación de la que procede el Papa, fue uno de los temas que mereció un pronunciamiento de Francisco este miércoles 22 de junio al final de la catequesis en la Plaza de San Pedro.

Como es sabido, los miércoles el Papa ofrece una audiencia pública durante la cual ofrece una catequesis. Al final da algunos mensajes y uno de los de este miércoles ha tenido que ver con el asesinato de dos sacerdotes jesuitas en el norte de México:

“Expreso también mi dolor y consternación por el asesinato en México, anteayer, de dos religiosos jesuitas, mis hermanos, y de un laico. ¡Cuántos asesinatos en México! Estoy cercano con el afecto y la oración a la comunidad católica afectada por esta tragedia. Una vez más, repito que la violencia no resuelve los problemas, sino que aumenta los sufrimientos innecesarios”.

Mientras tanto en México las autoridades han notificado que ya se tiene identificado al asesino: “Se informa que ya está identificado el responsable de los crímenes y se continúa con la investigación para dar con su paradero y no permitir la impunidad”, dice en un comunicado la Secretaría de Seguridad de Chihuahua.

Por cuanto se ha ido conociendo, los sacerdotes Javier Campos Morales y Joaquín Mora Salazar, de la parroquia de Cerocahui, fueron asesinados por defender al varón laico al que el agresor buscaba matar. El hombre se refugio en el templo y ahí se introdujo el asesino, quien encontró la oposición de los sacerdotes.

En entrevista a Imagen Radio el padre Hernán Quezada, de los jesuitas en México, declaró: “Lo que nosotros sabemos, coincidimos, es que una persona era perseguida y entró a la iglesia a refugiarse, la comunidad de los jesuitas está junto al templo, escucharon una situación y salieron a ver qué estaba pasando y ayudar a esta persona que buscaba refugio en el templo y los mataron a los tres. Esa es la información que tenemos y que se llevaron los cuerpos”.

Al ya de por sí grave y criminal situación de los asesinatos se suma el hecho de que posteriormente se llevaron los cuerpos de los sacerdotes y están en paradero desconocido.

La Conferencia del Episcopado Mexicano también ha condenado los hechos.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")