La Cruz Celta es uno de los símbolos cristianos más venerados de Irlanda. Foto: FSSPX

Irlanda: Iglesia católica pide ser incluida en apoyos energéticos del gobierno

Arzobispo de Dublín pide que el gobierno también ayude a la Iglesia.

Share this Entry

Por: Elizabeth Owens

 

(ZENIT Noticias / Dublín, 09.10.2022).- En el contexto del conflicto ruso-ucraniano que ha derivado en un alza en el costo de la energía en Europa, el gobierno irlandés lanzó un esquema de apoyos energéticos que se concretan en ayudas financieras a empresas, organizaciones deportivas, de voluntariado e incluso empresas en el Presupuesto 2023. Dado que no se contemplan dentro de las subvenciones las instalaciones comunitarias como centros parroquiales, salones comunitarios y edificios de culto, el arzobispo de Dublín, Dermot Farrel, realizó un llamamiento al gobierno para que la Iglesia no quede fuera.

El arzobispo Farrell dijo que «Se enfrentan, como todas las empresas de este país y todos los particulares, a facturas de energía cada vez mayores. Es particularmente exasperado en el caso de estas instalaciones comunitarias. Muchos son bastante grandes pero están brindando un servicio social a la comunidad». De ahí que considere anomalía la falta de ayuda por parte del gobierno.

El arzobispo de Dublín, Dermot Farre. Foto: Kilkenny People

«Estos edificios son, en efecto, parte del tejido social de la sociedad», dijo. Y añade: «Lo que estamos buscando es que los apoyos que ha puesto el Gobierno, se adapten para mejorar de alguna manera los costos de energía que están aumentando exponencialmente». En Irlanda, como en muchos otros lugares de Europa, las personas usan las instalaciones de iglesias para eventos comunitarios. De hecho, reconoció que «Estas iglesias se usan muy a menudo como lugares de refugio para inmigrantes, refugiados, personas sin hogar, porque tienen calefacción. Entonces, si quieren escapar del frío, se meten allí un rato [para] alejarse de los excesos de nuestro mal tiempo».

Sin embargo, el dinero que entra a las iglesias por concepto de limosnas no se corresponde con el que pueda mantener un lugar caliente. A eso se suman los gastos ordinarios de «Costos de seguros, costos de calefacción, costos de luz; son el costo básico para mantener abierto un edificio, y ni siquiera pueden recaudar eso a través de su colecta dominical», finalizó.

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")