Padre Bohdan Heleta y el Padre Ivan Levytskyi. Foto: forum18

Líder de los greco-católicos ucranianos pide liberación de dos sacerdotes católicos

Se colocaron objetos militares en la iglesia para acusarles de posesión ilegal de armas. Recibimos la triste noticia de que nuestros sacerdotes estaban siendo torturados sin piedad. Según los métodos represivos clásicos del estalinismo, se les extrae confesiones por delitos que no han cometido.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Kiev, 03.12.2022).- Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, Jefe y Padre de la Iglesia greco-católica ucraniana, pide ayuda para los dos sacerdotes secuestrados en su parroquia de la ciudad de Berdyansk. Los dos jerarcas, el Padre Ivan Levytskyi y el Padre Bohdan Heleta, fueron detenidos el 16 de noviembre.

Su Beatitud hizo un llamamiento especial a las organizaciones internacionales de derechos humanos, a los servicios democráticos y a toda la comunidad internacional. Los dos sacerdotes habían decidido quedarse con su pueblo incluso en los territorios ocupados.

«Sirvieron tanto a las comunidades católicas griegas como a las de rito latino, para dar una luz de esperanza a quienes se encontraban bajo la ocupación rusa», dice el Arzobispo mayor. Y agrega: «Posteriormente, se colocaron objetos militares en la iglesia para acusarles de posesión ilegal de armas. Recibimos la triste noticia de que nuestros sacerdotes estaban siendo torturados sin piedad. Según los métodos represivos clásicos del estalinismo, se les extrae confesiones por delitos que no han cometido. Nuestros dos heroicos pastores son amenazados de muerte bajo tortura a diario».

Su Beatitud Shevchuk refiere que «Nuestra exigencia es la liberación inmediata de los dos sacerdotes, que no son culpables de nada más que de amar a su pueblo, a su Iglesia, a la comunidad que les ha sido confiada. Hago un llamamiento a los representantes diplomáticos, a las organizaciones internacionales de derechos humanos, pidiéndoles que hagan todo lo posible para salvar la vida de estos heroicos pastores. Y pido a todos los fieles de nuestra Iglesia en Ucrania y en los asentamientos, a todos los cristianos, a todas las personas de buena voluntad que recen por la salvación de estos dos sacerdotes».

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación