Delegación del Consejo Panucraniano de las Iglesias y de las Organizaciones Religiosas.Foto: Vatican Media

Papa Francisco cuenta que de niño sirvió a un sacerdote ucraniano ante líderes religiosos de ese país

Una delegación del Consejo Panucraniano de las Iglesias y de las Organizaciones Religiosas acudió al Vaticano donde fueron recibidos en audiencia privada por el Papa.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Ciudad del Vaticano, 25.01.2023).- Por la mañana del miércoles 25 de enero, momentos antes de iniciar la audiencia general en el Aula Pablo VI, el Papa recibió en una audiencia privada a la Delegación del Consejo Panucraniano de las Iglesias y de las Organizaciones Religiosas. Debido al tiempo disponible, prefirió entregar el discurso que tenía preparado y se dirigió improvisadamente a los presentes: «Me encantaría escucharles, pero somos esclavos de las limitaciones de tiempo, porque tengo que empezar la Audiencia General a las nueve menos cinco minutos. Me gustaría escucharos a cada uno de vosotros, pero al ver el número, no lo conseguiremos. Así que les pido por favor que sean breves, para que a las nueve menos cinco pueda estar allí. Disculpe, me quedaría toda la mañana con ustedes, pero también somos esclavos del tiempo», les dijo.

La presentación del grupo estuvo a cargo del obispo ortodoxo Marcos. Posteriormente el Papa se dirigió por medio de un traductor y, entregándoles el discurso preparado, pero no pronunciado, dijo: «Lo que tienen en tus manos es un texto que recoge lo que se ha removido en mi corazón durante estos meses de guerra al ver las imágenes de esta terrible tragedia. Estoy cerca de usted y recibo correspondencia periódica del Presidente Zelensky. Estoy dialogando con los representantes del pueblo ucraniano y esto me lleva a sentir con vosotros y a rezar. Os doy las gracias por esta unidad vuestra, es algo grande para mí, como los hijos de una familia que están uno por allí, otro por allá, pero cuando mamá está enferma están todos juntos. No se trata tanto de la Ucrania judía, la Ucrania cristiana, la Ucrania ortodoxa, la Ucrania católica, la Ucrania islámica…, no; se trata de Ucrania, la “madre” Ucrania, ¡y todos juntos! Y esto muestra el tejido de su raza. Es un ejemplo frente a tanta superficialidad que se ve en nuestra cultura actual».

Evidenciando que no diría el discurso comunicó que «Había preparado un discurso, pero el tiempo nos apremia, así que si no se ofenden se los daré para que pueda ser distribuido. Estoy cerca de ustedes. De niño -él conoce la historia- servía misa a un sacerdote, el padre Stefano, que estaba allí y aprendí a servirla en ucraniano, cuando tenía 11 años, y desde ese momento creció mi simpatía por Ucrania. Es una vieja simpatía que ha crecido y esto me hace estar más cerca de ustedes. No lo duden, rezo por ustedes. Os llevo en mi corazón y pido a Dios que se apiade de este valiente pueblo. Gracias por esta visita, ¡gracias! Me gustaría despedirme de vosotros antes de irnos uno por uno. Sólo que, antes de terminar, os pido que recéis en silencio cada uno a vuestra manera, a vuestra forma de rezar que tengáis, en silencio pero juntos por la Madre Ucrania».

Posteriormente concluyó el encuentro y el Papa se desplazó a la Sala Pablo VI para la audiencia general.

Share this Entry

Covadonga Asturias

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")