Religiosas Esclavas de la Divina Infantita. Foto: FaroTV Melilla

España: Religiosas Esclavas de la Divina Infantita reciben reconocimiento por labor en defensa de niñas

Las religiosas de la Divina Infantita tienen el centro de menores para niñas de 5 a 17 años, residentes o no en la ciudad. La hermana Celina Luz María Pérez recibió el premio de manos del presidente de la ciudad, Eduardo de Castro, y de Lourdes Carballa.

Share this Entry

Por: Rafael Manuel Tovar

 

(ZENIT Noticias / Ciudad de México, 11.03.2023).- Lourdes Carballa fue la primera mujer que ocupó el cargo de concejal en la ciudad de Melilla, población española en el norte de África que funciona como territorio autónomo. Las autoridades otorgan el premio con este nombre para reconocer a las mujeres que han destacado en su vida profesional con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Las religiosas Esclavas de la Inmaculada Niña, Divina Infantita, fundaron la primera comunidad en Melilla durante 1923. Las primeras cinco hermanas se dedicaron a cuidar de los niños abandonados, muchos de ellos víctimas de la guerra del Rif, enfrentamiento originado por la sublevación de las tribus en la región montañosa del norte de Marruecos contra la ocupación colonial española y francesa. Con el paso del tiempo, los procesos migratorios de subsaharianos y de otros países africanos, dejaron menores no acompañadas esparcidas por la ciudad a quienes las religiosas dieron atención. También se ocupan de niñas que son víctimas de maltrato familiar o en riesgo de exclusión social.

Las religiosas de la Divina Infantita tienen el centro de menores para niñas de 5 a 17 años, residentes o no en la ciudad. La hermana Celina Luz María Pérez recibió el premio de manos del presidente de la ciudad, Eduardo de Castro, y de la propia Lourdes Carballa. según informa El Faro de Melilla. Agradeció la distinción, recordando que «este reconocimiento queremos compartirlo con el personal de nuestro centro que, con su profesionalidad y buen hacer, podemos dar un mejor servicio a nuestras menores.  Cada niña es una generación y los sentimientos que a ellos se le inculquen hoy serán los que inculquen a sus hijos. Así se forman las generaciones».

La Consejera de Igualdad de la ciudad autónoma de Melilla, Elena Fernández Treviño, afirmó en el acto de entrega que «en el centro, se esfuerzan cada día por ofrecer la mejor atención posible a las menores».

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")