Obispos estadounidenses. Foto: christian socialism

USA: obispos se pronuncian sobre nota del Vaticano acerca de la «doctrina del descubrimiento»

Declaración del secretario de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos con relación a una nota de dos dicasterios de la Santa Sede sobre la así llamada «doctrina del descubrimiento».

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

(ZENIT Noticias / Washington-Otawwa, 30.03.2023).- Los Dicasterios de Cultura y Educación y de Promoción del Desarrollo Humano Integral han hecho pública hoy una Declaración Conjunta sobre la «Doctrina del Descubrimiento». El asunto en cuestión se refiere a documentos (bulas papales) emitidos en el siglo XV en relación con la exploración europea de tierras más allá de la Europa continental. El arzobispo Paul S. Coakley de Oklahoma City y secretario de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) ha emitido una declaración en respuesta a la Declaración Conjunta de hoy de los dicasterios:

Agradecemos a los Dicasterios para la Cultura y la Educación y para la Promoción del Desarrollo Humano Integral su Declaración Conjunta sobre la «Doctrina del Descubrimiento». La Declaración Conjunta es un paso más en la expresión de preocupación y solicitud pastoral por los pueblos nativos e indígenas que han experimentado un tremendo sufrimiento debido al legado de una mentalidad colonizadora. Acogemos con satisfacción la renovada repulsa y condena de la violencia y las injusticias cometidas contra los pueblos nativos e indígenas, así como el apoyo constante de la Iglesia a su dignidad y sus derechos humanos. En los siglos que siguieron a las bulas papales en cuestión, muchos papas proclamaron con valentía los derechos que Dios debe a todos los pueblos, pero también debemos afrontar aquellos momentos en los que los cristianos individuales carecieron de tal audacia o claridad.

Como señala la Declaración Conjunta, hubo momentos en que los cristianos, incluidas las autoridades eclesiásticas, no se opusieron plenamente a las acciones destructivas e inmorales de las potencias coloniales competidoras. A este respecto, nosotros también expresamos nuestro profundo dolor y pesar. En los últimos años, aquí en Estados Unidos, los diálogos entre los obispos católicos y los líderes tribales han iluminado más aspectos de esta dolorosa historia y, con humildad, deseamos ofrecer nuestra solidaridad y apoyo continuos, así como una mayor disposición a escuchar y aprender. Seguiremos apoyando políticas que protejan a los pobres y vulnerables, y que ofrezcan alivio a las familias nativas e indígenas que lo están pasando mal. A través de iniciativas católicas caritativas, sanitarias y educativas, seguiremos ofreciendo servicio a todas las personas, con especial preocupación por aquellas comunidades nativas e indígenas en las que la Iglesia ha estado presente. Apoyamos los esfuerzos en curso de varias comunidades católicas para facilitar el acceso a los archivos y registros históricos.

Por último, como indica la Declaración Conjunta, los siglos de historia en cuestión son complejos, y el término «doctrina del descubrimiento» ha adoptado diversas interpretaciones jurídicas y políticas que merecen un mayor estudio y comprensión históricos. Las experiencias e historias de los diferentes países y de los diferentes pueblos nativos e indígenas son distintas y merecen una mayor investigación, aunque también existen oportunidades para un entendimiento común significativo. Como Iglesia, es importante que comprendamos plenamente cómo se han utilizado y mal utilizado nuestras palabras para justificar actos que serían aborrecibles para Jesucristo. Esperamos que se produzca un mayor diálogo entre los estudiosos indígenas y católicos para promover una mayor y más amplia comprensión de esta difícil historia. Con este fin, la USCCB y la Conferencia Episcopal Canadiense están estudiando la forma de apoyar un simposio académico. Esta iniciativa también ha recibido el apoyo del Pontificio Comité para las Ciencias Históricas, el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral y el Dicasterio para la Educación y la Cultura.

Que Dios bendiga con la curación a todos los que siguen sufriendo el legado del colonialismo, y que todos ofrezcamos verdadera ayuda y apoyo. Por la gracia de Dios, que nunca volvamos al camino de la colonización, sino que caminemos juntos por el camino de la paz.

Traducción del original en lengua inglesa realizada por el director editorial de ZENIT.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación