Los obispos polacos tomaron la iniciativa de abordar la cuestión de los textos litúrgicos para los funerales con urnas Foto: Conferencia Episcopal Polaca

Nuevos ritos funerarios para cenizas: obispos polacos avanzan regulación de entierros para obispos y sacerdotes

La Comisión para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, liderada por el Obispo Piotr Greger, presentó la siguiente etapa de trabajo durante la sesión plenaria, marcando un hito en la regulación de los funerales cristianos con urnas.

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Jasna Góra, 23.11.2023).- En la reciente 396ª sesión plenaria, los obispos polacos discutieron la evolución del documento sobre el rito funerario relacionado con el entierro en urna (cenizas). La Comisión para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, liderada por el Obispo Piotr Greger, presentó la siguiente etapa de trabajo durante la sesión plenaria, marcando un hito en la regulación de los funerales cristianos con urnas.

Hace algunos años, los obispos polacos tomaron la iniciativa de abordar la cuestión de los textos litúrgicos para los funerales con urnas. Esto surgió porque los libros litúrgicos reformados después del Concilio Vaticano II solo contenían fórmulas relacionadas con los ritos para ataúdes con cuerpos. La primera versión del documento que describe los ritos de un funeral cristiano con urna fue enviada al Dicasterio Vaticano para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos para su aprobación, pero se notó la necesidad de introducir suplementos.

Mons. Greger explicó que las ampliaciones se centraron en tres cuestiones fundamentales. La primera aborda la práctica existente cuando la urna está en la iglesia y luego se lleva al cementerio. Se consideró cómo realizar rituales completos, incluso con una primera estación en casa. La segunda adición implica separar del bloque de lecturas de la Misa aquellas adecuadas para el rito con urna.

La tercera adición es especialmente relevante en los casos de cremación de un sacerdote u obispo. Ante la pregunta de cómo marcar la identidad del difunto cuando solo hay una urna, se dejó a criterio de cada caso. Sin embargo, se decidió, después de una discusión, que la urna sería incensada, argumentando que esto se asemeja al uso de incienso para las reliquias, que es una práctica obligatoria.

Estas adiciones fueron aprobadas por el pleno de obispos y enviadas al Dicasterio para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos para su revisión final y aprobación.

Es importante destacar que estas regulaciones se alinean con la Instrucción «Ad resurgendum cum Christo» de 2016, emitida por la Congregación para la Doctrina de la Fe. Esta instrucción destaca que aunque la forma preferida de entierro es la tradicional, la Iglesia no ve razones doctrinales para prohibir la cremación. Se enfatiza que la cremación no afecta al alma ni impide la resurrección del cuerpo, no contradiciendo la doctrina cristiana sobre la inmortalidad del alma y la resurrección del cuerpo.

 

Share this Entry

Joachin Meisner Hertz

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")