AIN ha ayudado a los cristianos refugiados en la Iglesia de la Sagrada Familia a comprar alimentos y medicinas. Foto: Ayuda a la Iglesia Necesitada

22 cristianos muertos en Gaza. Cohete sin detonar hallado en parroquia

Print Friendly, PDF & Email

Un ataque aéreo mató a 17 cristianos refugiados en la iglesia ortodoxa de San Porfirio, y otros cinco han muerto por falta de atención médica.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Gaza, 12.12.2023).- De los mil cristianos que viven en Gaza, 22 han muerto desde que comenzó la guerra, y este 12 de diciembre se ha encontrado un misil sin detonar cerca de una iglesia, según fuentes locales.

El 19 de octubre, un ataque aéreo mató a 17 cristianos refugiados en la iglesia ortodoxa de San Porfirio, y otros cinco han muerto por falta de atención médica.

Por la mañana del 12 de diciembre se ha descubierto un cohete sin detonar en los límites del complejo parroquial de la Sagrada Familia, donde se han refugiado la mayoría de los cristianos de Gaza, según ha informado una fuente local a la organización benéfica católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN).

La fuente de AIN dijo: «Imagina el nivel de trauma entre los niños y toda la gente que hay allí en caso de que explote. Es imposible desmantelarlo a menos que intervenga el propio ejército israelí».

ACN informó el 11 de diciembre de que la Iglesia de la Sagrada Familia -la única iglesia católica de Gaza- y sus edificios parroquiales asociados resultaron dañados en un ataque aéreo y se quedaron sin combustible, lo que les dejó sin electricidad.

Fuentes locales afirmaron también que muchas familias cristianas han perdido sus casas y todas sus posesiones desde el comienzo de la guerra.

Un cristiano residente en Gaza que deseaba ser conocido como G. A. dijo que, cuando se declaró el alto el fuego el día 48 de la guerra, «fue una oportunidad para movernos e ir a ver cómo estaba nuestra casa. Fue devastador ver que nuestro apartamento, que está en el último piso de un edificio familiar de cuatro plantas, está completamente destruido, y sólo queda una habitación. Recogimos algunas cosas y volvimos a la seguridad del complejo de la iglesia esperando el fin de esta horrible guerra para poder empezar el proceso de reconstrucción de nuestras vidas».

AIN ha ayudado a los cristianos refugiados en la Iglesia de la Sagrada Familia a comprar alimentos y medicinas.

G. A. expresó su gratitud a los benefactores de la organización que han hecho posible esta ayuda, diciendo: «El apoyo prestado para mantener nuestras vidas en estos momentos de necesidad es muy apreciado».

Otro cristiano de Gaza, conocido como J. M., recordó: «El día 27 de la guerra, se recibió la noticia de que nuestro barrio había sido atacado.

Esperé a que amainaran un poco los bombardeos y fui a ver cómo estaba nuestro edificio, en el que también vivían otras familias cristianas, para descubrir que todo el edificio había sido completamente demolido y que no quedaba nada».

«Todo lo que poseíamos, incluidos todos los recuerdos de mi infancia, ha pasado a la historia».

J. M. añadió: «Volví a la iglesia y les di la noticia a mis padres y a las otras familias cristianas que se habían refugiado con nosotros. Al día siguiente, me quité la llave del llavero, pues ya no la necesito para volver a casa».

AIN también ha prestado ayuda a los cristianos de Cisjordania, Jerusalén Este y la Vicaría de Emigrantes y Solicitantes de Asilo, la mayoría de los cuales trabajan en el sector turístico y han perdido su medio de vida desde que se cancelaron las peregrinaciones y las vacaciones en Tierra Santa.

La ayuda de emergencia incluye asistencia médica y ayuda para sufragar gastos básicos, como comida y alojamiento.

 

Share this Entry

Amy Balog

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }