Hay 176 religiosos impedidos de ejercer su ministerio en Nicaragua Foto: Religious Freedom Nicaragua

Nicaragua: en plena Navidad, régimen secuestra a obispos y varios sacerdotes

Print Friendly, PDF & Email

Un obispo, el vicario general de la Arquidiócesis de Managua, y cuatro sacerdotes católicos fueron detenidos el 28 de diciembre en Nicaragua, denunciaron las autoridades religiosas y los voceros de la oposición. Y el día 30 de diciembre fueron otros cuatro detenidos, confirmó un miembro de alto rango de la iglesia católica del país centroamericano a Reuters.

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Managua, 01.01.2024).- En los últimos ocho días, la policía sandinista ha detenido a 12 sacerdotes y ha prohibido las representaciones de nacimientos vivientes en las calles del país, tradición protagonizada por los niños durante las llamadas “posadas”.

Un obispo, el vicario general de la Arquidiócesis de Managua, y cuatro sacerdotes católicos fueron detenidos el 28 de diciembre en Nicaragua, denunciaron las autoridades religiosas y los voceros de la oposición. Y el día 30 de diciembre fueron otros cuatro detenidos, confirmó un miembro de alto rango de la iglesia católica del país centroamericano a Reuters.

El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, informó desde el exilio del arresto del padre Pablo Villafranca, párroco de Nuestro Señor de Veracruz, en Nindirí, Masaya; del sacerdote Héctor Treminio, tesorero de la Arquidiócesis de Managua; y del párroco de la iglesia Santo Cristo de Esquipulas, al este de la capital. También se detuvo a monseñor Carlos Avilés, vicario general de la Arquidiócesis de Managua.

En la madrugada del sábado 30 de diciembre, 3 sacerdotes fueron sacados de sus domicilios los sacerdotes Mikel Monterrey, Gerardo Rodríguez y Raúl Zamora, junto con monseñor Miguel Mantica, hijo de una de las familias más ricas de Nicaragua. Monseñor Marcos Díaz Prado, vicario de la iglesia Santo Tomás Apóstol del Puerto de Corinto, en la región de occidente, también fue preso por la policía del régimen. “Hasta la fecha no existe una acusación formal en contra de él, no se tiene información de su paradero”, declaró la investigadora y abogada nicaragüense Martha Patricia Molina, católica en el exilio.

Igualmente comentó que «Daniel Ortega sabe que no habrá ninguna repercusión: se siente fuerte porque los apoya el Ejército, la Policía Nacionalgrupos de paramilitares, los consejos de Poder Ciudadano y ahora el recién creado y temible Ministerio del Interior».

Además, el gobierno de Ortega prohibió las procesiones de la Inmaculada al inicio de diciembre y las representaciones hechas para los niños en las calles durante los días antes de Navidad, mediante visitas de la policía a las parroquias de Nicaragua para informar a los sacerdotes de que esas representaciones solo se admitirán en los terrenos parroquiales, con amenaza de cárcel si contravienen la prohibición.

Según las estadísticas de la abogada Molina, se contabilizan 294 agresiones en 760 ataques a personas o locales de la Iglesia Católica durante los 5 últimos años.  Hay 176 religiosos impedidos de ejercer su ministerio en Nicaragua por destierro, expulsión o impidiendo su regreso al país después de viajar. 3.700 procesiones fueron prohibidas en Nicaragua por las autoridades.

Al frente del Ministerio del Interior, estuvo el comandante Tomás Borge, de los fundadores del Frente Sandinista de Liberación Nacional, gran perseguidor de los enemigos de la revolución sandinista y de los sacerdotes católicos.

El nuevo Ministerio de Interior retoma «una creación de los gobiernos totalitarios de Europa del Este, órganos represivos para reprimir y someter la voluntad popular, el pensamiento individual y las ideas democráticas en una sociedad sometida, esclavizada y dominada por un grupo de delincuentes en el poder político», comentó Martha Patricia Molina.

 

Share this Entry

Rafael Manuel Tovar

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }