España está repleta de muebles e inmuebles de tipo documental. Foto: Archivo.

Iglesia católica generará el 3 % del PIB de España en 2024 gracias a su patrimonio cultural

Los bienes de interés cultural y las festividades religiosas de interés turístico tendrán un impacto durante 2024 y repetirán el 3 % en el PIB de España, según los datos económicos publicados por los obispos

Share this Entry

(ZENIT Noticias / Madrid, 09.01.2024).- El impacto de la actividad cultural de la Iglesia en España alcanza el 3% del Producto Interior Bruto del país, según los datos de la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia.

El proceso económico en el país estará marcado en 2024, según los analistas, por el aumento del costo de la vivienda y la inflación entorno al 4 %. Además, el gasto público repercutirá en los impuestos de la población y la actividad de la Iglesia será un balón de oxígeno para la economía y en el terreno de las finanzas.

Los edificios, las instituciones o las festividades religiosas repercuten también en los ámbitos cultural, social y educativo. El Vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, Fernando Giménez Barriocanal, y la directora del Portal de Transparencia, Ester Martín, sostuvieron que el patrimonio de la Iglesia es de «gran riqueza» para España.

Los datos de la Memoria de Actividades de la Iglesia, publicada en diciembre de 2023 destacan la aportación del patrimonio cultural de la Iglesia con la creación de 225.000 empleos directos, indirectos e inducidos. El sólo patrimonio estable de inmuebles generó 22.620 millones de euros al PIB nacional.

La gran labor asistencial de la Iglesia benefició a 4 millones de personas en 2022. Más allá de su labor evangelizadora, con la que seguirá sosteniendo y alentando a los fieles ante limitaciones personales e incertidumbres sociales y de los Bienes de Interés Cultural de la Iglesia y las fiestas religiosas de Interés Turístico serán equivalente a más del 3 % del PIB de España.

Los bienes de interés cultural y las festividades religiosas de interés turístico tendrán un impacto durante 2024 y repetirán el 3 % en el PIB de España, según los datos económicos publicados por los obispos

El cómputo elaborado por la auditora KPMG en 2014 conduce a la cifra que la Conferencia Episcopal Española prevé cada año, con un porcentaje creado «a partir de un marco input-output para calcular el impacto indirecto e inducido».

Este porcentaje se establen cruzando los datos de una muestra sobre 140 festividades religiosas de toda España, el acceso a catedrales y a Bienes Patrimonio de la Unesco y de Interés Cultural, así como de las estimaciones sobre sectores de alojamiento, alimentación, compras, ocio, empleos e impuestos generados. La previsión del impacto en el PIB se mantiene intacta para el año 2024.

Si se analiza el flujo económico en peregrinaciones, romerías, celebraciones de Semana Santa y fiestas populares de carácter religioso, que poseen un incalculable valor espiritual, generaron económicamente en 2022, por ejemplo, 9.896 millones de euros y cerca de 134.000 empleos promovidos, cálculo que será similar en 2024.

La inversión de las diócesis españolas en los últimos 10 años fue de 608 millones de euros para el mantenimiento, la construcción y la rehabilitación de su patrimonio cultural. Esta inversión repercute positivamente en los ingresos de las familias españolas, especialmente en zonas rurales. Como dato significativo, el único Bien de Interés Cultural en 500 municipios de toda España está en edificios de la Iglesia: santuarios, ermitas, universidades o monasterios. Es relevante que, de los 18.000 Bienes de Interés Cultural que hay en el país, 3.161, que suman 17 % del total, son de la Iglesia.

Otro dato es el movimiento económico que producen las 420 festividades religiosas con categoría de Interés Turístico Nacional o Internacional, cuya aportación de ingresos son decisivos para el desarrollo del turismo, el ocio y la hostelería, sobre todo en regiones despobladas y desindustrializadas.

La repercusión económica del patrimonio cultural de la Iglesia en España es muy elevada. Basta compararlo con la actividad del cine español, el cual generó un impacto estimado del 0,7 % del PIB en 2022, según el Ministerio de Cultura. Igual relieve adquiere la actividad cultural de la Iglesia, sin contar la repercusión de su labor educativa, asistencial y pastoral, que generará en 2024 más del triplo producido por la industria del cine. Si se añade el impacto de mejora social creado por la actividad de la Iglesia mediante la evangelización, que no se puede calcular en montos económicos, su huella de aportación al país es valiosísima.

Fernando Giménez Barriocanal, tesorero de la Conferencia Episcopal Española, señaló las finalidades que tienen los bienes culturales de la Iglesia, aunque «la finalidad principal es la finalidad religiosa». Reconocer y apreciar el papel cultural y educativo, con su «un importante impacto social y económica», amerita reflexionar sobre el apoyo que merece esta institución, aunque solo sea desde el punto de vida social. Basta subrayar los 134.000 empleos generados en las actividades de conservación y cuidado del patrimonio religioso en España.

 

Share this Entry

Rafael Llanes

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")