Dona ahora!
Ángelus 27 octubre 2019 © Vatican Media

Ángelus 27 octubre 2019 © Vatican Media

70 años de la Convención de Ginebra: La guerra, “la gran derrota humana”

Palabras del Papa después del Ángelus

(ZENIT – 11 agosto 2019).- La guerra y el terrorismo son “la gran derrota humana”, dice el Papa Francisco en vísperas del 70 aniversario de los Convenios de Ginebra: cuatro tratados que establecen las reglas básicas del derecho internacional humanitario, firmado el 12 de agosto de 1949.

Durante el 11 de agosto de 2019, el Papa habló de este aniversario e invitó a los estados a “proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados”: “Todos deben respetar los límites impuestos por el derecho internacional”. “Protección humanitaria y estructuras civiles, especialmente hospitales, escuelas, lugares de culto, campos de refugiados”, insistió.

A continuación, siguen las palabras del Papa Francisco:

***

Mañana celebramos el 70 aniversario de los Convenios de Ginebra, importantes instrumentos jurídicos internacionales que imponen límites al uso de la fuerza y ​​están destinados a la protección de civiles y prisioneros en tiempo de guerra. Que este aniversario haga que los Estados sean cada vez más conscientes de la necesidad ineludible de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflictos armados. Todos están obligados a observar los límites impuestos por el derecho internacional humanitario, protegiendo a las poblaciones indefensas y las estructuras civiles, especialmente hospitales, escuelas, lugares de culto y campos de refugiados. Y no olvidemos que la guerra y el terrorismo son siempre una pérdida grave para toda la humanidad. Son la gran derrota humana.

Los saludo a todos, romanos y peregrinos de varios países: familias, grupos parroquiales, asociaciones. Muchos jóvenes también están presentes hoy. Os saludo con cariño! En particular, los adolescentes de Saccolongo y los de Creola; el grupo de ministerio juvenil de Verona; y los jóvenes de Cittadella.

Les deseo a todos un buen domingo. Por favor, no se olviden de rezar por mí. Buen apetito y adiós.

About Anne Kurian

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación