Dona ahora!

Francisco se postra ante la cruz, Viernes Santo 2020 © Vatican Media

Adoración de la cruz “que salvó al mundo”, en la Basílica de San Pedro

El Papa celebra la Pasión del Señor

(zenit – 10 abril 2020).- “Esta es la cruz de madera sobre la que colgó la salvación del mundo. Venid a adorarla”. El crucifijo milagroso de San Marcelo ha presidido la celebración de la Pasión del Señor en la Basílica de San Pedro, que ha oficiado el Papa Francisco este Viernes Santo.

A las 18 horas en Roma, el Santo Padre ha llegado al Altar de la Cátedra en procesión, dentro de una Basílica Vaticana casi vacía, con solemne silencio para la ceremonia. Frente a la cruz, tapada con un velo, se ha postrado, tumbándose boca abajo, bajo los escalones del presbiterio, en oración.

Durante la Liturgia de la Palabra tres sacerdotes han leído el relato de la Pasión según san Juan y luego el predicador de la Casa Pontificia, el padre Raniero Cantalamessa, ha pronunciado la homilía. “Dios participa en nuestro dolor para vencerlo”, ha asegurado, “es aliado nuestro, no del virus”.

Oración universal

Después de la meditación del franciscano italiano, el Pontífice ha presidido la oración universal: ha invocado oraciones por la Santa Iglesia, por el Papa, por todas las órdenes sagradas y todos los fieles, por los catecúmenos, por la unidad de todos los cristianos, por los hebreos, por las personas que no son cristianas, por los no creyentes, por los gobernante, por los tripulantes en la época de la epidemia y por los tripulantes.

Llegada la tercera parte de la celebración litúrgica, el diácono ha descubierto en tres tiempos la cruz, invitando a la adoración a todos los fieles. Así, al quedar expuesta totalmente, el Papa se ha acercado para adorarla en silencio, y tras besar los pies del Cristo crucificado, ha rodeado la cruz y sujetándose al madero, se ha inclinado en señal de alabanza.

Cristo de San Marcelo

El Cristo de San Marcelo ha sido protagonista este Viernes Santo en la celebración vaticana. La imagen de manera del siglo XIV, preside las celebraciones litúrgicas en esta Semana Santa en el Vaticano, por deseo del Papa Francisco, así como el icono de la Virgen “Salud del Pueblo Romano”, como en la oración del Santo Padre por el fin de la pandemia el 27 de marzo, en la plaza de San Pedro.

El crucifijo milagroso escapó del fuego de 1519 y que fue llevado por Roma en procesión para detener la “Gran plaga”. Es una obra que ha pasado por la historia de la Ciudad Eterna, llena de dolor, oraciones, esperanzas y devoción. Ha sido un punto de referencia en momentos particularmente dramáticos en la vida de los romanos en los siglos pasados.

About Rosa Die Alcolea

Profesional con 7 años de experiencia laboral en informar sobre la vida de la Iglesia y en comunicación institucional de la Iglesia en España, además de trabajar como crítica de cine y crítica musical como colaboradora en distintos medios de comunicación. Nació en Córdoba, el 22 de octubre de 1986. Doble licenciatura en Periodismo y Comunicación Audiovisual en Universidad CEU San Pablo, Madrid (2005-2011). Ha trabajado como periodista en el Arzobispado de Granada de 2010 a 2017, en diferentes ámbitos: redacción de noticias, atención a medios de comunicación, edición de fotografía y vídeo, producción y locución de 2 programas de radio semanales en COPE Granada, maquetación y edición de la revista digital ‘Fiesta’. Anteriormente, ha trabajado en COPE Córdoba y ABC Córdoba.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación