Dona ahora!

Comida peregrinos - Foto Jolanta Kobojek

Czestochowa: personas que vivieron en la calle preparan la comida para los peregrinos

Grandes expectativas en el santuario de la Divina Misericordia por la visita del papa Francisco

(ZENIT – Polonia).- Personas que vivieron en la calle en Czestochowa, están preparando en el Santuario de la Divina Misericordia “Dolina Miłosierdzia” (Valle de Misericordia), 1000 kg de bigos (el plato típico regional) para los peregrinos que visitarán esta ciudad de Polonia el 28 de julio, para la misa con el papa Francisco.

Las comidas están siendo preparadas por personas que trabajan desde hace años en la cocina para los sin techo, quienes hace algún tiempo, también eran sin techo.

“Viví en la calle durante mucho tiempo. Sé muy bien qué significa el hambre y qué significa la comida caliente”, dice a ZENIT el señor Mieczyslaw, añadiendo que “todo debe estar preparado antes de la llegada del Santo Padre”.

“Preparamos la comida para los peregrinos que vendrán al encuentro con el sucesor de Pedro. Pero creo que, de alguna manera, podemos decir que nuestros sin techo preparan todo para el Papa”, explica el padre Andrzej Partika, párroco en el Santuario de la Divina Misericordia en Czestochowa.

La distribución del bigos empezará ya el 27 de julio, cuando muchos de los peregrinos llegarán al lugar para el encuentro con el Santo Padre.

En la vertiente occidental del Jasna Gora, en Czestochowa, a los pies del trono de la Reina de Polonia, en 1949 los padres Palotinos construyeron una iglesia de la Divina Misericordia, consagrada por el entonces obispo de Czestochowa, Teodor Kubina.

En 1952 fue colocada, en el altar principal de la iglesia, la imagen de Jesús Misericordioso, del pintor Adolf Hyla de Cracovia (el mismo que pintó la imagen que se encuentra en la capilla del convento de las Hermanas de Nuestra Señora de la Misericordia en Lagiewniki de Cracovia). Oficialmente, la parroquia fue consagrada en 1960, como una de las primeras en el mundo dedicadas a la Divina Misericordia.

En 1992, el arzobispo metropolitano de Czestochowa, Stanislaw Nowak, elevó la iglesia a la dignidad de Santuario Arquidiocesano de la Divina Misericordia.

 

[Artículo de Mariusz Frukacz con la colaboración de Jolanta Kobojek]

 

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación