Dona ahora!

Los musulmanes desde Marruecos hasta Bagdad constituyen solamente el 20 por ciento del total de los islámicos existentes en todo el mundo. Los grupos integristas violentos tomaron pie gracias a la desintegración de los gobiernos que existían y aprovechando el vacío de poder. El califato islámico y los terroristas de grupos como Boko Haram solo deturpan el islam, que es una religión de paz. En Europa es necesario que se permita un islam moderado que respete la cultura de los diversos países, para contrarrestar la propaganda integrista, y para que se entienda que el islam es moderado.

Estas son algunas de las ideas que el líder musulman Mustafá Cenap Aydin, expuso este jueves en un desayuno de trabajo organizado en Roma por el Centro Estudio Medio Oriente de la española Fundación Promoción Social de la Cultura, sobre el tema “Libertad de expresión, libertad de religión y diálogo”, a la cual participó también el arzobispo Agostino Marchetto, secretario emérito del Pontificio Consejo Pastoral de los Migrantes e Itinerantes.

Interrogado por ZENIT sobre la necesidad de que el islam moderado tenga una voz más fuerte delante de los violentos, Cenap Aydin, que es también director del Instituto Tévere, reconoció que “los musulmanes moderados de occidente no están bien organizados” para hacer oír la voz del verdadero islam, que es una religión de paz.

Sobre los jóvenes que van a luchar en Siria o Irak, indicó que se debe a que “no tienen nada que hacer y no ven un futuro”. Indicó además que los grupos extremistas “reciben dinero de otros países” y lo usan para hacer proselitismo en países africanos, pero también en países importantes como Italia”.

Recordó además que incluso naciones como Albania, con una tradición islámica propia, marcadamente moderada aunque poco practicante; un país que recibió al papa Francisco y que tiene un gran aprecio a Madre Teresa, sufre la llegada de los salafitas que invitan a la violencia.

“Es necesaria una educación religiosa justa” indicó, y lamentó que “no haya una institución en Italia que explique el islam a los jóvenes”. Porque “hay templos improvisados, con imanes que se autonombran”, cuando “no se puede ser imán así sin más”. Y precisó que “para ser imán es necesario estudiar teología y filosofía, y hay reglas para serlo”.

Indicó que en Austria se cancelaron con una ley los financiamientos externos a los imanes, “porque lamentablemente el gobierno de Turquía uso las mezquitas como oficinas de un partido político”, dijo.  

El director de esta asociación promotora del diálogo interreligioso precisó además que no existe un único islam, y que debería existir un islam italiano, un islam francés, etc. de acuerdo a la Constitución italiana, a la cultura italiana, con la mayoría católica.

Durante su exposición, el presidente de la Asociación Tévere, quiso precisar que los extremistas asesinan no solo a los cristianos, sino que las víctimas más numerosas son los mismos musulmanes. Indicó que en la fraja que va desde Marruecos a Bagdad, se encuentran solamente el 20 por ciento del mundo musulmán, pero reconoció entretanto que grupos fanáticos siempre existieron desde el inicio del islam y que estos son los que tomaron fuerza con la anarquía que se creó en las sociedades de Oriente Medio. Por ejemplo, indicó que el Sha de Persia Mohammad Reza Pahlavi, había prohibido el velo en los años 40, y que fue restablecido como obligatorio por el Ayatolá Khomeini en los años 70.

El profesor Cenap Aydin, que también es investigador en la Universidad Gregoriana, señaló al Califato islámico y al grupo Boko Haram, como enemigos del islam, porque dañan su reputación cada día. Y citó la Evangelii Gaudium del papa Francisco, "la cual indica que una interpretación auténtica del Corán no puede permitir la violencia".  

‘El califato islámico deturpa el verdadero islam’

El profesor Mustafá Cenap Aydin indicó que los grupos violentos aprovecharon la desintegración de los gobiernos que existí­an

Los musulmanes desde Marruecos hasta Bagdad constituyen solamente el 20 por ciento del total de los islámicos existentes en todo el mundo. Los grupos integristas violentos tomaron pie gracias a la desintegración de los gobiernos que existían y aprovechando el vacío de poder. El califato islámico y los terroristas de grupos como Boko Haram solo deturpan el islam, que es una religión de paz. En Europa es necesario que se permita un islam moderado que respete la cultura de los diversos países, para contrarrestar la propaganda integrista, y para que se entienda que el islam es moderado.

Estas son algunas de las ideas que el líder musulman Mustafá Cenap Aydin, expuso este jueves en un desayuno de trabajo organizado en Roma por el Centro Estudio Medio Oriente de la española Fundación Promoción Social de la Cultura, sobre el tema “Libertad de expresión, libertad de religión y diálogo”, a la cual participó también el arzobispo Agostino Marchetto, secretario emérito del Pontificio Consejo Pastoral de los Migrantes e Itinerantes.

Interrogado por ZENIT sobre la necesidad de que el islam moderado tenga una voz más fuerte delante de los violentos, Cenap Aydin, que es también director del Instituto Tévere, reconoció que “los musulmanes moderados de occidente no están bien organizados” para hacer oír la voz del verdadero islam, que es una religión de paz.

Sobre los jóvenes que van a luchar en Siria o Irak, indicó que se debe a que “no tienen nada que hacer y no ven un futuro”. Indicó además que los grupos extremistas “reciben dinero de otros países” y lo usan para hacer proselitismo en países africanos, pero también en países importantes como Italia”.

Recordó además que incluso naciones como Albania, con una tradición islámica propia, marcadamente moderada aunque poco practicante; un país que recibió al papa Francisco y que tiene un gran aprecio a Madre Teresa, sufre la llegada de los salafitas que invitan a la violencia.

“Es necesaria una educación religiosa justa” indicó, y lamentó que “no haya una institución en Italia que explique el islam a los jóvenes”. Porque “hay templos improvisados, con imanes que se autonombran”, cuando “no se puede ser imán así sin más”. Y precisó que “para ser imán es necesario estudiar teología y filosofía, y hay reglas para serlo”.

Indicó que en Austria se cancelaron con una ley los financiamientos externos a los imanes, “porque lamentablemente el gobierno de Turquía uso las mezquitas como oficinas de un partido político”, dijo.  

El director de esta asociación promotora del diálogo interreligioso precisó además que no existe un único islam, y que debería existir un islam italiano, un islam francés, etc. de acuerdo a la Constitución italiana, a la cultura italiana, con la mayoría católica.

Durante su exposición, el presidente de la Asociación Tévere, quiso precisar que los extremistas asesinan no solo a los cristianos, sino que las víctimas más numerosas son los mismos musulmanes. Indicó que en la fraja que va desde Marruecos a Bagdad, se encuentran solamente el 20 por ciento del mundo musulmán, pero reconoció entretanto que grupos fanáticos siempre existieron desde el inicio del islam y que estos son los que tomaron fuerza con la anarquía que se creó en las sociedades de Oriente Medio. Por ejemplo, indicó que el Sha de Persia Mohammad Reza Pahlavi, había prohibido el velo en los años 40, y que fue restablecido como obligatorio por el Ayatolá Khomeini en los años 70.

El profesor Cenap Aydin, que también es investigador en la Universidad Gregoriana, señaló al Califato islámico y al grupo Boko Haram, como enemigos del islam, porque dañan su reputación cada día. Y citó la Evangelii Gaudium del papa Francisco, “la cual indica que una interpretación auténtica del Corán no puede permitir la violencia”.  

About Sergio Mora

Buenos Aires, Argentina Estudios de periodismo en el Istituto Superiore di Comunicazione de Roma y examen superior de italiano para extranjeros en el Instituto Dante Alighieri de Roma. Periodista profesional de la Associazione Stampa Estera en Italia, y publicista de la Orden de periodistas de Italia. Fue corresponsal adjunto del diario español El País de 2000 a 2004, colaborador de los programas en español de la BBC y de Radio Vaticano. Fue director del mensual Expreso Latino, realizó 41 programas en Sky con Babel TV. Actualmente además de ser redactor de ZENIT colabora con diversos medios latinoamericanos.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación