Dona ahora!

Mons. Aldo Giordano © Facebook/Grupo PAI - Productores Agrícolas Independientes

“El Papa y la diplomacia vaticana quieren ayudar en Venezuela”– Entrevista a Mons. Giordano, nuncio apostólico en Caracas

El pueblo venezolano “vive una pasión”

(ZENIT – 20 sept. 2019).- Durante su visita a Perú para celebrar el centenario de las Hermanas Canonesas de la Cruz, el nuncio apostólico en Caracas, Mons. Aldo Giordano, concedió una entrevista a zenit, realizada por José Antonio Varela Vidal.

En este intercambio, además de otros temas, como la migración el próximo Sínodo de la Amazonía, el prelado habló sobre la grave situación de Venezuela y el rol de la Iglesia Católica en el país, así como el de la diplomacia vaticana.

***

Ha estado en diversos países de Europa, sin embargo, días atrás tuvo su primer viaje al Perú. Y le emociona reconocerlo, mientras nos relata su asombro al llegar a las alturas de Machu Picchu. Pero el nuncio Aldo Giordano también está alegre porque llegó al país inca por el centenario de una congregación peruana cuyas religiosas sirven en la nunciatura de Venezuela.

Casi angustiado por la realidad vivida en Venezuela, aborda en esta entrevista la situación insostenible del país bolivariano, y cuánto más quisiera ayudar el Papa Francisco.

zenit: Ha llegado a Lima para celebrar los cien años de las Hermanas Canonesas de la Cruz, que también trabajan en Venezuela. ¿Qué valores aporta hoy esta congregación al país?

Mons. Giordano: Estos días fueron para mí un encuentro con la madre fundadora, la madre Teresa de la Cruz y un encuentro con su carisma. Lo más impresionante es que el centro es el Cristo crucificado, es la cruz. Ella vio en el Cristo crucificado el amor, vio el ideal de una vida, un modelo de vida. Esto creo que es el punto, porque en Venezuela tenemos un pueblo que sufre, que vive una pasión, que está crucificado. Creo que la presencia de las canonesas es como un llamado a Venezuela a regresar al corazón del cristianismo, a regresar a los valores que son el corazón del evangelio y renovar nuestra fe.

zenit: ¿Cómo es que Venezuela vive su propia pasión?

Mons. Giordano: Todo esto es una pasión. Son lágrimas y sufrimientos, pero con la posibilidad de que también de las lagrimas, de las pasiones, se pueda vivir la navidad del amor. Y si las personas aún creen en la solidaridad, creen en la justicia, creen en la paz, entonces creen en una sociedad renovada.

zenit: ¿Qué aportes está haciendo la Iglesia Católica en estos momentos en la vida diaria de la gente en Venezuela?

Mons. Giordano: Creo que la iglesia tiene la gran responsabilidad de mantener la fe, regresar siempre a la fe, al corazón de la fe. Luego, de tener viva la esperanza porque, cuando un pueblo sufre, la tentación es perder la esperanza y vivir hasta la depresión, vivir del cansancio, con frustración ante la falta de un futuro. Y lo tercero es la caridad, es el amor que se expresa con muchos rostros.

zenit: ¿Cuál es el rol de la diplomacia vaticana en la solución de Venezuela?

Mons. Giordano: Nosotros estamos siempre listos para ayudar a los países. Si podemos ayudar, ayudamos. El Papa quiere ayudar, la diplomacia vaticana quiere ayudar.

zenit: Se ve que la salida pasa por un proceso electoral, ¿no?

Mons. Giordano: Son los pueblos los que deciden. Normalmente en las elecciones, el pueblo tiene las manos para decidir. ¿Cuál camino quieren? Están las elecciones…

zenit: ¿La Iglesia tiene facilidades para ejercer su ministerio o hay algunos bloqueos e impedimentos?

Mons. Giordano: Es difícil decir cuándo la Iglesia vive épocas más fáciles o difíciles… Porque si Cristo dio al mundo su pasión, su cruz, es difícil decir si cuando más vivimos la pasión es una época más fácil o difícil…

zenit: En Venezuela hay una fuerte emigración. La posición del Papa Francisco sobre este aspecto busca que el mundo se integre, que se le de un espacio al necesitado. ¿Por qué hay aún resistencia a esta enseñanza?

Mons. Giordano: Aprovecho para agradecer al pueblo de Perú por la acogida de los venezolanos. Yo escuché en estos días los problemas, que no son solamente en Europa, aquí también tenemos los problemas. Para comenzar, el discurso del Papa es muy sencillo. El Papa hace su discurso, que los políticos y los economistas hagan el suyo. El Papa dice: somos todos hijos del único Padre; somos todos hermanos y hermanas. Esto es nuestra fe, ser fuente de fraternidad. Renunciar a la fraternidad es renunciar a nuestra fe. ¿Como se puede imaginar que el Papa diga lo contrario?

zenit: Por otro lado, un sector se asusta porque en la presencia emigrante de Europa hay muchos musulmanes y se va a “desplazar” al cristianismo…

Mons. Giordano: Yo tengo veinte años de experiencia ante las instituciones europeas, también como representante de la Santa Sede. La primera responsabilidad es nuestra casa. Si Europa es consciente de sus raíces, de su identidad, de lo que significa su tradición cultural, esta casa está bien construida, tiene identidad y está lista para aceptar huéspedes. Si esta casa no existe, si está vacía y si es débil, se convierte en un espacio vacío donde queda lugar para que la ocupen otros.

zenit: ¿Cómo reforzar esa identidad?

Mons. Giordano: El primer discurso es recuperarla, pues una familia que tiene su identidad está mucho más lista, más capaz de acoger a otros. El Papa cree en la cultura del encuentro, no cree en la violencia. No cree que los problemas se resuelven matándonos.

zenit: Dentro de tres semanas empieza el Sínodo para la Amazonía. ¿Por qué se está llegando a él un tanto polarizados? Pareciera que algunos ven muy distante el problema y el potencial amazónico…

Mons. Giordano: El Papa ha querido un sínodo de la Iglesia universal sobre un tema que parece regional. Pero el tema amazónico es mundial, es católico, pues esto es un pulmón de la humanidad entera, del planeta tierra. Por eso como tema de la creación, del medio ambiente, es fundamental. Pero el otro gran tema son los habitantes de esta región amazónica, los pueblos originarios. ¿Como servir a estos pueblos a través de la evangelización? ¿Cómo servir a su tradición cultural, a los encuentros entre las culturas indígenas, a las nuevas ciudades? ¿Cómo afrontar los problemas económicos, sociales y de falta de desarrollo que encontramos hoy allí?

zenit: Francisco se ha puesto en primera fila…

Mons. Giordano: El Papa quiere salir para ver a los indígenas, que son nuestros pueblos hermanos.

About José Antonio Varela Vidal

Lima, Perú Periodista colegiado con ejercicio de la profesión desde 1993. Titulado en periodismo por la Universidad Jaime Bausate y Meza, de Lima. Estudios complementarios en filosofía, teología, periodismo religioso, new media y en comunicación pastoral e intercultural-misionera; así como en cooperación para el desarrollo y gerencia política. Con preparación adicional en pastoral urbana, doctrina social de la Iglesia, responsabilidad social empresarial, metodología activo-participativa, además de comunicación institucional y estratégica, desarrollados indistintamente en Lima, Quito, Bogotá, Roma, Miami, y Washington DC. Ha ejercido tareas como ejecutivo en oficinas de comunicación institucional en el sector público, privado y eclesial. Asimismo, gerente de Televisión de un canal y director de dos revistas impresas. Experiencia en la docencia universitaria, y en la dirección, producción y conducción de programas de radio, televisión y espacios online. Colabora con artículos, entrevistas y traducciones en ZENIT desde diciembre 2011.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación