Dona ahora!
Pope Francis meets with journalists on the papal plane during his flight to Cuba

PHOTO.VA

El Santo Padre entra a México ‘por la puerta de Cantinflas’

Francisco saluda, bromea y agradece su trabajo a los periodistas del vuelo papal

El papa Francisco, como es costumbre, ha saludado esta mañana a los periodistas que le acompañan en el vuelo rumbo a México.

Con una breve presentación del director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, ha dado la bienvenida al Santo Padre, de parte de los 76 periodistas, “al inicio de este bellísimo viaje intercontinental”. Asimismo ha asegurado que este viaje “nos emociona mucho” y que “sabemos que es un viaje que usted ha deseado mucho, tanto por el encuentro con el Patriarca como por el encuentro con el pueblo mexicano”. De este modo, el padre Lombardi ha indicado que “nos preparamos para grandes emociones y momentos históricos”. Finalmente le ha expresado “los mejores deseos” para estos días.

Por su parte, el Pontífice ha dado las gracias a los presentes por el trabajo que harán. Y ha explicado que es un “viaje muy intenso, demasiado apretado, pero muy querido: tanto por mi hermano Kirill, como por mí  y también por los mexicanos”.

El Santo Padre ha contado una anécdota sucedida este miércoles al inicio de la audiencia general. La decana de los periodistas, la mexicana Valentina Alazraki, corresponsal de Televisa, le regaló a Francisco todas las películas de Cantinflas “como para hacerme entrar en el túnel del tiempo”. Y así –ha explicado– entré en México por la puerta de Cantinflas, que hace reír bien.

Por otro lado, el Papa ha asegurado que su deseo “más íntimo es pararse delante de la Virgen de Guadalupe, ese misterio que se estudia, se estudia, se estudia y no hay explicaciones humanas”. Y ha recordado que también el estudio más científico dice: pero esto es algo de Dios. Y esto es lo que hace decir a algunos mexicanos: “yo soy ateo, pero soy guadalupano”.

Francisco también ha dedicado unas palabras para el doctor Gasbarri, presente en el avión, que trabaja en el Vaticano desde hace 47 años y desde hace 37 se ocupa de los viajes. Este será su último viaje porque se jubila. Por eso, el Santo Padre ha pedido que durante estos días se le exprese “nuestra gratitud” y también pensar en una pequeña fiesta en el viaje de regreso. A continuación ha dado la bienvenida a monseñor Mauricio Rueda, que será el nuevo responsables de los viajes.

Para concluir este encuentro, y antes de saludar personalmente a los periodistas, Valentina ha regalado el típico sombrero mexicano al Pontífice. Como ya hizo en su día con Juan Pablo II y Benedicto XVI.

 

About Redaccion

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación