Dona ahora!

Matrimonio © Pixabay

Francisco pide que las cuestiones económicas no sean obstáculo para verificar la validez de un matrimonio

El Santo Padre visita el Tribunal Apostólico de la Rota Romana donde se ha reunido con los participantes del Curso de formación para los obispos sobre el nuevo proceso matrimonial

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- El papa Francisco ha asegurado que es necesario eliminar con decisión “todo impedimento de carácter mundano que hace difícil a un gran número de fieles el acceso a los Tribunales eclesiásticos”. Cuestiones de tipo económico y organizativo –ha aseverado– no pueden constituir un obstáculo para la verificación canónica sobre la validez de un matrimonio.

Así lo ha explicado en su discurso durante la visita el Tribunal Apostólico de la Rota Romana donde se ha reunido con los participantes del Curso de formación para los obispos sobre el nuevo proceso matrimonial.

De este modo, el Papa ha señalado que este curso subraya cuánto los obispos, al ser constituidos en la ordenación como “maestros de fe”, tenga la necesidad de aprender continuamente. Asimismo, ha recordado que la “inculturación” del Evangelio se funda precisamente en este principio que ve unidas “la fidelidad al anuncio evangélico y su comprensión y traducción en el tiempo”.

Además, el Papa ha subrayado que la atención a las personas “es el motivo teológico y eclesiológico que subyace en este curso de formación”. Las salud espiritual –ha indicado– de las personas confiadas a nosotros constituye el fin de toda acción pastoral.

Por otro lado, el Pontífice ha señalado que en la óptica de una sana relación entre justicia y caridad, “la ley de la Iglesia no puede prescindir del principio fundamental de la salus animarum.

Los tribunales eclesiales –ha recordado el Papa– están llamados a ser expresión tangible de un servicio diaconal del derecho en lo relacionado con este fin primario.

En esta perspectiva, “la Iglesia camina desde siempre, como madre que acoge y ama, con el ejemplo de Jesús Buen Samaritanos”, ha añadido. Iglesia del “Verbo Encarnado”, se “encarna” en las situaciones tristes y dolorosas de la gente, se inclina sobre los “pobres” y sobre los que “están lejos de la comunidad eclesial” o se consideran fuera de ella por su “fracaso conyugal”. Aún así, ellos “son y permanecen incorporados a Cristo en virtud del Bautismo”.

Por ello, ha explicado Francisco, “nos corresponde a nosotros” la seria responsabilidad de ejercitar el munus, recibido por Jesús divino Pastor “médico y juez de las almas”. Estamos llamados –ha afirmado el Pontífice– a no excluir de nuestra ansia pastoral, sino dedicarnos a ellos y a su situación irregular y sufrida con todo tipo de cercanía y caridad.

También ha considerado que el encuentro han llevado las solicitudes y preguntas que surgen en el ámbito de la pastoral matrimonial de las diócesis y tales instancias “requieren respuestas y medidas no siempre fáciles”. Pero se ha mostrado segura de que estos días de estudio les ayudarán a “concretar la actitud más oportuna a las distintas problemáticas”.

About Rocío Lancho García

Burgos, España Master online en Dirección Comercial y Marketing IMF y Universidad San Pablo CEU, España, 2012; Grado de Periodismo, Universidad Pontificia de Salamanca, España, 2004-2011; licenciatura Comunicación Social Institucional, Universidad Pontificia de la Santa Cruz, Roma, Italia, 2007-2009.  Coordinadora web www.hijasdejesus.org, mayo 2012-julio 2015; Argenta Comunicación, ejecutiva de cuentas junior, marzo-octubre 2012; Asociación de Autismo de Burgos, voluntaria departamento de comunicación nov 2011-feb 2012; Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, asistente de Oficina de Prensa, jul-agosto 2011; Universidad Pontificia de la Santa Cruz, traductora de informes italiano-español; Agencia Fides, Roma, traductora de noticias italiano-español; H2O News, Roma, asistente Departamento de Archivo; diócesis de Burgos, asistente de Oficina de Prensa, julio-agosto 2008; HM Televisión, Roma, reportera y cámara, oct 2006-jun 2007.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación