Dona ahora!

Inauguración del encuentro en Munster

Mensaje del Papa al encuentro ‘Caminos de Paz’ en Munster

Promovido por la Comunidad de San Egidio, del 10 al 12 de septiembre

(ZENIT – 10 Sept. 2017).- Desde Colombia, en donde el papa Francisco se encuentra en su XX viaje apostólico, envió un mensaje a los participantes del Encuentro internacional interreligioso en el espíritu de Asis, “Caminos de Paz”, promovido por la Comunidad de San Egidio del 10 al 12 del presente mes de septiembre.

“Ilustres y queridos representantes de la Iglesias y comunidades cristianas y de las religiones mundiales, les envío a todos mi cordial saludo, asegurándoles mi cercanía espiritual”. Así inicia el mensaje del Papa que recuerda como este camino de diálogo fue querido en 1986 en Asís, por san Juan Pablo.

El Pontífice asegura que se trata de una iniciativa “actual y necesaria” porque “conflictos, violencia generalizada, terrorismo y guerras amenazan hoy a millones de personas, pisan la sacralidad de la vida humana y nos vuelven a todos más frágiles y vulnerables”.

Recuerda así que “el tema de este año es una invitación a abrir y construir nuevos caminos de paz” particularmente “donde los conflictos parecen sin salida, donde no se quieren toma caminos de reconciliación, donde se confía en las armas y no en el diálogo”.

“Delante de la irracionalidad de quien profana a Dios, sembrando odio; delante del demonio de la guerra, de la locura del terrorismo, de la fuerza engañosa de las armas” el camino no puede ser otro que el de la paz “que une a muchas tradiciones religiosas”. Además del coraje para abrir caminos de paz, “es necesario rezar mucho”, porque asegura el Papa, “la oración está en la raíz de la paz”.

Recordó también que “en cuanto líderes religiosos, especialmente en este momento histórico, tenemos una responsabilidad particular: ser y vivir como gente de paz, que da testimonio y recuerda que Dios detesta la guerra, que la guerra nunca es santa, que nunca la violencia puede ser cometida o justificada en nombre de Dios”. Sin “permanecer indiferentes” a “las tragedias del odio”, sin resignarse a que “el ser humano sea descartado y que le sean antepuestos el poder y el lucro”.

“Ustedes se han reunido para dar una respuesta de paz”, escribe el Papa, y considera significativo que “este encuentro se realice en el corazón de Europa”, cuando se cumplen 60 años de las negociaciones para construir la Unión Europea, “después de la desastrosa guerra mundial y de la tragedia de la Shoah”. Sin olvidar que “la paz no es solamente fruto del empeño humano, sino de la apertura a Dios”.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación