Dona ahora!
La FAO y su sede central en Roma

WIKIMEDIA COMMONS

Observador del Vaticano en la FAO (II): conflictos armados y proteccionismo son factores de pobreza

Sirven “normas más equitativas” sobre subsidios a la producción y exportación de productos agrícolas

(ZENIT – Roma, 13 Jul. 2017).- Uno de los factores directamente relacionados con el hambre y la pobreza son los conflictos armados. En este contexto, la agricultura “podría ser una oportunidad para dar espacio a las iniciativas de paz”, también en conflictos en acto, pero principalmente “como instrumento para una transición pacífica en el post conflicto”.

Lo indicó el Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO, el sacerdote español Fernando Chica Arellano, en un balance de la Conferencia de dicho organismo, llevada a cabo en Roma del 3 al 8 de julio del presente año, dando como ejemplo “el Plan operativo de la FAO para Colombia, donde gracias a la reconocida contribución del papa Francisco, los esfuerzos de paz llegaron a una primera meta”.

Otro de los factores que complica la lucha contra la pobreza es el “preocupante crecimiento del proteccionismo, la prohibición unilateral de exportaciones, los acaparamientos de tierras y acuerdos exclusivos que satisfacen solamente las exigencias egoístas de algunos países y seguramente no aquellas de los pobres”.

Entre ellas, el diplomático de la Santa Sede menciona “la adquisición o arrendamiento de tierras cultivables en países en vía de desarrollo” por parte de empresas privadas o fondos especulativos de países desarrollados. A este respecto, basta pensar que en África, de acuerdo a los datos disponibles, un tercio de las tierras cultivables de este continente ha sido adquirido o arrendado para estas finalidades. Por tanto hacen falta “normas más equitativas”, en particular para frenar los subsidios que determinados paises otorgan a la producción y a la exportación de productos agrícolas.

Además, en la mencionada cumbre de la FAO, se puso de relieve que, “para muchos que viven de la tierra y de ella obtienen su fuente de rédito, es fundamental participar en los procesos de toma de decisiones, lo que se vuelve aún impracticable debido a la ausencia de instituciones locales y por la falta de reglas seguras”.

Durante la referida conferencia fueron presentados también ejemplos de ‘buenas prácticas’, que entran en la óptica de la solidaridad, como la transmisión de tecnologías, la formación de los grupos menos privilegiados de la sociedad y, sobre todo, compartir más las responsabilidades.

About Redacción

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación