Dona ahora!
Rohingyas desplazados WIKIMEDIA COMMONS - DFID - UK Department for International Development

Rohingyas desplazados WIKIMEDIA COMMONS - DFID - UK Department for International Development

Rohingyas: el Papa Francisco aboga por los plenos derechos

Denuncia una “persecución”

(ZENIT- Roma, 27 de agosto de 2017). – El Papa Francisco ha abogado por el respeto de los “plenos derechos” de los Rohingyas, minoría musulmana de Myanmar (Birmania), denunciando su “persecución”.

El Papa ha lanzado esta llamada, en italiano, después del Angelus de este domingo 27 de agosto de 2017, desde el despacho del palacio apostólico del Vaticano que da a la plaza San Pedro.

“Tristes novedades han llegado sobre la persecución de la minoría religiosa de nuestros hermanos Rohingyas. Quisiera expresarles toda mi cercanía. Y todos nosotros pedimos al Señor salvarlos, y de suscitar hombres y mujeres de buena voluntad para venir en su ayuda, que les den sus plenos derechos. Oremos también por nuestros hermanos Rohingyas”, ha declarado el Papa Francisco.

Rumores persistentes hablan de una preparación del viaje del Papa Francisco a Myanmar (Birmania) en noviembre próximo. Para huir de la violencia, miles de entre ellos han emigrado, pero han encontrado las puertas cerradas en los países donde ellos pensaban refugiarse.

Las agencias internacionales hablan de enfrentamientos, en la jornada del viernes 25 de agosto de 2017, en el Estado de Arakan (o Rakhine, en el Este de Birmania), en los puestos fronterizos con Bangladés, dejando al menos 89 muertos, de los cuales 12 de la fuerza del orden, en esta región de odios entre la mayoría budistas y la minoría de los Rohingyas musulmanes.

Considerados como inmigrantes de Bangladés – los “bengalíes”-, los Rohingyas representan un pueblo de poco más de 1,3 millones de personas y son rechazados por algunos monjes budistas radicales, y son víctimas de discriminaciones, sin acceso a los hospitales, a las escuelas, al trabajo.

El Papa Francisco ha hecho reiteradas llamadas en favor de esta minoría musulmana de Birmania: los Rohingyas es un grupo étnico musulmán del norte del Estado de Rakhine, en Birmania oriental y son perseguidos en su país y rechazados en todos los lugares.

Durante la audiencia general el pasado 8 de febrero de 2017, el Papa se sintió entristecido por este hecho: ellos son “buenas personas de paz; no son cristianos, son buenos, son nuestros hermanos y hermanas” señaló el Santo Padre.

En su homilía el 19 de mayo de 2015 en Santa Marta, en el Vaticano, el Santo Padre reaccionó después de la llegada de miles de emigrantes abandonados por los transeúntes en la costa de Indonesia, Tailandia y Malasia. “Pensamos hoy en esos pobres Rohingyas de Birmania, que han dejado su trabajo para escapar de persecuciones, sin saber qué les pasaría luego. Y se cumplen ahora meses desde que están en un barco… Ellos llegaron a una ciudad donde les han dado agua, comida y luego les dijeron “fuera de aquí!… Y eso está pasando hoy”.

En agosto de ese mismo año, el Papa dijo ante miembros del Movimiento Eucarístico de los Jóvenes (MEJ): “Pensemos en nuestros hermanos Rohingyas: son expulsados de un país a otro y de un lado a otro del mar… Cuando llegan a un puerto, les dan algo de agua y comida y son expulsados de nuevo al mar. Es un conflicto sin resolver, y es una guerra, se llama violencia, se llama muerte”.

El “Proyecto Arakan”, una organización humanitaria que defiende los derechos de los Rohingyas, indica que desde 2010 unos 100.000 miembros de este grupo minoritario han huido de Birmania por el mar. Desde 2012 la violencia entre los budistas radicales y los Rohingyas han causado más de 200 muertos y 140.000 desplazados.

Traducción de Raquel Anillo

About Anita Bourdin

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación