Dona ahora!
Beato Nunzio Sulprizio © Vidas Santas

Beato Nunzio Sulprizio © Vidas Santas

Sínodo sobre los jóvenes: Canonización de Nunzio Sulprizio el 14 de octubre

Modelo de laicos para jóvenes

(ZENIT – 19 julio 2018).- El Papa Francisco canonizará al beato Nunzio Sulprizio (1817-1836), un joven laico italiano, el 14 de octubre de 2018, durante el Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, que se celebrará en Roma.

De esta manera, el Papa muestra a los jóvenes un modelo de su edad, además de los otros seis bienaventurados que serán canonizados ese día, entre ellos el Pontífice Pablo VI y el obispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero.

Francisco anunció esta canonización en un consistorio público ordinario, este jueves 19 de julio en el Vaticano, un evento notorio que ha tenido lugar durante el verano.

Nacido el 13 de abril de 1817 en Pescosansonesco, el beato Nunzio Sulprizio fue huérfano muy temprano. Vivió con un tío muy violento que lo golpeó. Debido a esta violencia, el joven artesano de Nápoles sufrió una herida en la pierna: se llamaba “el pequeño santo cojo”.

Modelo para los jóvenes

A pesar de su enfermedad, el joven ayudó a los otros pacientes y, en su pobreza, alivió la miseria de los pobres. Pasó los últimos dos años de su vida en el hospital de los incurables de Nápoles, donde murió el 5 de mayo de 1836, a los 19 años.

El Papa Pablo VI, que lo beatificó el 1 de diciembre de 1963, lo ofreció como modelo para los jóvenes: “Él les motivará a que ustedes, jóvenes, puedan regenerar dentro de ustedes el mundo, en el que la Providencia los ha llamado a vivir y que depende de ustedes, lo primero, a dedicarse a la salvación de una sociedad que necesita precisamente almas fuertes y valientes”.

Beatos que serán santos

Otros seis beatos serán elevados a la gloria de los altares: el Papa Pablo VI y el beato Óscar Romero, así como dos sacerdotes italianos, una monja alemana y una monja española.

– El beato Papa Pablo VI (1897-1978) (Giovanni Battista Montini): Elegido Papa el 21 de junio de 1963 y muerto el 6 de agosto de 1978, su pontificado duró quince años (1963-1978) marcado por el Concilio Vaticano II y la preocupación por la apertura a los requisitos de los tiempos modernos.

– El beato obispo salvadoreño Óscar Romero (1917-1980), obispo de San Salvador, mártir. El arzobispo Óscar Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por los escuadrones de la muerte mientras celebraba la Eucaristía en la capilla del Hospital de la Divina Providencia en San Salvador. Es conocido por denunciar las injusticias cometidas durante el conflicto armado de 12 años en El Salvador, que dejaron 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos y 12.000 discapacitados.

– El beato italiano Francesco Spinelli, sacerdote diocesano, fundador del Instituto de las Hermanas Adoratrices del Santísimo Sacramento (1853 -1913). Don Francesco nació en Milán y fue ordenado sacerdote el 17 de octubre de 1875. En una peregrinación a la Basílica de Santa María la Mayor en Roma, frente al pesebre del Niño Jesús, tuvo una visión de las jóvenes que se dedicarían a la adoración de Jesús en el Sacramento. El 15 de diciembre de 1882, con Caterina Comensoli y otras dos hermanas, fundó el Instituto de las Hermanas Adoradoras, en Bérgamo, para “despertar un amor más ardiente por la Eucaristía celebrada y adorada a derramar sobre los más pobres entre los hermanos”.

– El beato italiano Vincent Romano, sacerdote diocesano, párroco (1751-1831). Nacido en Torre del Greco, cerca de Nápoles, y ordenado sacerdote en 1775, el padre Vincent Romano fue pastor de su ciudad natal durante treinta años. A menudo comparado con el Cura de Ars, dedicó su vida a la educación de los niños y al cuidado de las necesidades de los trabajadores y los pescadores, incluidos los pescadores de corales. Su lema era “Haz el bien”.

– La beata alemana Maria-Katharina Kasper, fundadora del Instituto de los Siervos Pobres de Jesucristo (1820-1898). Nacida en Dernbach, Alemania, en una familia de campesinos pobres, desde muy temprano se sintió atraída por la vida religiosa. Convenció al obispo de Limburg para que abriera una pequeña casa dedicada a los pobres y comenzó una vida monástica allí con algunas hermanas, fundando una congregación que se dedicaba especialmente a la educación.

– La beata monja española Nazaria Ignacia de Santa Teresa de Jesús (1889-1943), o Nazaria Ignacia March Mesa. Nacida en Madrid (España) y fallecida en Buenos Aires (Argentina), es la fundadora de la Congregación de Hermanas Misioneras Cruzadas de la Iglesia.

About Anne Kurian

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación