Dona ahora!
© SECPAL

© SECPAL

Vincent Lambert: Vuelven a interrumpir los tratamientos de alimentación e hidratación

En el hospital de Reims, Francia

(ZENIT – 3 julio 2019).- Ayer, 2 de julio de 2019, el jefe del equipo médico que atiende a Vincent Lambert en el hospital de Reims (Francia) decidió una vez más interrumpir la alimentación e hidratación a este paciente, tetrapléjico y en estado vegetativo por un accidente de moto acaecido en 2008.

El pasado viernes, 28 de junio, la Corte de Casación de Francia revocó la anterior resolución de la Corte de Apelaciones de París, del 20 de mayo, en la que se ordenó la reanudación de dichos cuidados a Lambert.

Se trata de un caso en el que la familia está dividida, su mujer desea interrumpir el suministro de los medios de soporte vital, mientras que los padres desean mantenerlo.

El Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia valora que esta última decisión “podría calificarse como un acto objetivamente eutanásico”: “Retirar un medio vital, como puede ser la respiración asistida mecánica, solo sería éticamente válido, en caso de riesgo inminente de muerte y existencia de sufrimientos intensos bien contrastados. Sin embargo, en este caso concreto no nos parece que exista ese riesgo, dado que Lambert lleva en el mismo estado desde 2008 y no parece ser que su salud haya empeorado significativamente en las últimas semanas”, apuntan.

Igualmente, proponen que la mejor solución ética a los problemas de salud graves consiste en ofrecer cuidados paliativos de calidad, de manera que se “elimine el dolor del paciente y no al paciente”.

Kevin Farrell en representación del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y la Pontificia Academia para la Vida intervino también con un comunicado el pasado 21 de mayo sobre la situación de este ciudadano francés. En él se expone que la interrupción de la alimentación y de la hidratación constituye una “gran violación de la dignidad de la persona” y se resaltaba que el estado vegetativo, aunque grave, “no compromete de ninguna forma la dignidad de las personas que se encuentran en esta condición, ni sus derechos fundamentales a la vida y a los cuidados, entendidos como una continuidad de la asistencia humana básica”.

Sobre este caso concreto, la primera vez que en el Hospital Universitario de Reims se procedió al apagado de las máquinas de hidratación y alimentación de Lambert, el Papa Francisco publicó un tweet. En él, el Santo Padre pedía oraciones por aquellos que “viven en estado de grave enfermedad” y exhortaba a custodiar la vida como don de Dios y a no ceder “a la cultura del descarte”.

About Larissa I. López

Larissa I. López es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Artes de la Comunicación Corporativa y Doctora en Comunicación por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Su trayectoria profesional ha transcurrido entre el ámbito de la comunicación y el de la docencia. Como redactora, ha colaborado con medios como Aceprensa, Pantalla 90 o CinemaNet. Como profesora, por su parte, ha impartido clases en la universidad y en centros de FP y bachillerato. En estos últimos realizaba también tareas relacionadas con la comunicación (redes sociales y edición de contenidos). Cordobesa de nacimiento también ha vivido en Sevilla, Madrid y Roma.

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación